Huesca

LA HUELLA DEL CARBONO

Huesca aporta soluciones para luchar contra el cambio climático

La descarbonización centra el tercero de los ‘Encuentros del Diario’ con la participación en la mesa de GA, Ayuntamiento de Huesca, Coca Cola y Grhusa

Unai Navarro, Teresa Viu, Roberto Cacho, Fermín Serrano y Elena Puértolas.
Unai Navarro, Teresa Viu, Roberto Cacho, Fermín Serrano y Elena Puértolas.
Javier Navarro

 ¿Qué porcentaje de residuos recicla la ciudad de Huesca? ¿Pueden las pymes hacer pequeñas acciones para reducir su huella de carbono? ¿Es posible alcanzar el objetivo de cero emisiones?

De estas y otras cuestiones se habló ayer en la tercera sesión de ‘Encuentros del Diario’ organizada por este periódico y que bajo el título ‘La huella de carbono’ abordó cómo se puede luchar contra el impacto del CO2 en la atmósfera para frenar el cambio climático y conseguir un mundo mejor.

Con esta mesa redonda, que recuperó este formato creado por DIARIO DEL ALTOARAGÓN, se analizó desde lo local todo un problema global, un desafío mundial al que se aportaron ideas y medidas que se pueden extrapolar para impulsar un cambio por la sostenibilidad.

En esta ocasión, este desayuno informativo contó con la presencia de Unai Navarro, gestor de Comunicación de Coca-Cola Huesca; Teresa Viu, gerente de Gestión de residuos Huesca, Grhusa; Roberto Cacho, concejal de Servicios Generales y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Huesca, y Fermín Serrano, comisionado para la agenda 2030 del Gobierno de Aragón.

Se habló así de una problemática que requiere actuar a corto plazo para garantizar un futuro algo cuestionable, en la misma línea de otras temáticas analizadas anteriormente en este foro como la despoblación o la movilidad sostenible.

El debate, moderado por la periodista Elena Puértolas, directora de DIARIO DEL ALTOARAGÓN, tuvo lugar en la Cámara de Comercio de Huesca y puede visionarse en el canal de YouTube de esta cabecera.

De izquierda a derecha, Carmen Fernández, Roberto Cacho, Carmen Luesma, Elena Puértolas, Jara Bernués, Fermín Serrano, Teresa Viu e Ignacio Viñuales.
De izquierda a derecha, Carmen Fernández, Roberto Cacho, Carmen Luesma, Elena Puértolas, Jara Bernués, Fermín Serrano, Teresa Viu e Ignacio Viñuales.
D. A.

Un informe del Ministerio del Reto Demográfico de Transición Ecológica revela que el 93,5 % de la población está preocupada por los riesgos y los efectos del cambio climático, y en este encuentro se planteó qué acciones se pueden realizar a título individual, desde gobiernos y empresas para contribuir a la mejora del medio ambiente.

En este sentido, los participantes de esta mesa ofrecieron su visión y aportaron soluciones, ejemplos y experiencias con los que reducir la huella de carbono.

Unai Navarro expuso los planes de Coca-Cola para conseguir un movimiento social que propicie un cambio de mentalidad que apueste por el cuidado del planeta. Sin ir más lejos, la planta oscense de Vilas del Turbón fue pionera en España en descarbonización en el año 2021 y este modelo se está exportando a otros lugares.

Su compañía, dijo Unai Navarro, está trabajando con el fin de ser neutros en emisiones de carbono. “De cara a 2030 queremos conseguir una reducción del 30 % y para 2040 nos hemos comprometido a ser totalmente neutros. Lo que haremos será minimizar todas nuestras emisiones al máximo en nuestras operaciones y todas las emisiones que no podamos reducir, lo que haremos será compensarlas”.

Equipos de Diario del Altoaragón y Bluemedia.
Equipos de Diario del Altoaragón y Bluemedia.
D. A.

Por su parte, Teresa Viu manifestó desde Grhusa la situación actual en materia de reciclaje en la ciudad de Huesca. “Las noticias no son muy buenas. Tendríamos que estar ya recogiendo de manera selectiva el 50 % de los residuos que generamos y estamos del orden de un 20 %, francamente lejos, pero sí que esperanzados porque tenemos un impulso muy grande por parte del Gobierno con subvenciones para poner los medios necesarios para poder llegar a ese porcentaje”, planteó.

Asimismo, destacó que Grhusa tiene “todas sus esperanzas” puestas en la recogida selectiva de la materia orgánica. Huesca genera 45.000 toneladas de basura al año que va al vertedero directamente y en el que el 40 % es materia orgánica. “Si la recogemos de manera separada llegaremos a cumplir los objetivos que marca Europa, que actualmente fija que hay que reciclar el 50 % de la basura, un porcentaje que para 2025 debe ser ya de un 55 % y para el 2030 de un 60 %”, detalló.

Fermín Serrano, por su parte, defendió la necesidad de “ir todos a una” y apostó por las alianzas. “Trabajar juntos es una obsesión de nuestro gobierno. Ir juntos a la aragonesa es un factor de competitividad sostenible y la única forma de acometer con ciertas garantías problemas complejos”, dijo. Y se refirió además al trabajo transversal que hace el Gobierno de Aragón. “El cambio climático tiene mucha relación con el resto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y trabajamos por ello desde la movilidad o el turismo sostenible, la economía circular y la eficacia de los fondos públicos”.

Y desde el Ayuntamiento de Huesca, el concejal Roberto Cacho resaltó que Huesca trabaja por una ciudad verde y limpia y se refirió también al contenedor marrón, el de materia orgánica, que en esta legislatura va a llegar a toda la ciudad.

El Consistorio, añadió, trabaja “en todos los campos” para que la capital oscense sea más sostenible, eficiente y natural. Esta labor se ralentizó a causa de la pandemia de la covid-19, que rompió las líneas de trabajo en eficiencia energética o en abastecimiento de agua en la infraestructura verde de la ciudad. Pero el Ayuntamiento, tiene “muy claros” los caminos a seguir.

En referencia a la crisis energética actual detalló que en Huesca hay unos 11.000 puntos de luz en vía pública, que consumen el 90 % de la factura eléctrica de la ciudad. “La migración a led era sí o sí la vía a seguir. Hemos sustituido ya 2.000 puntos de luz y los fondos Netx Gen van a ser un motor para avanzar en muchísimos aspectos, con ellos se van a colocar placas solares en las naves municipales”, señaló. La huella de carbono en la ciudad de Huesca, apuntó, es de 80 kilos de CO2 por habitante. “Irrisoria” en comparación con las medidas nacionales.  

Fermín Serrano es el comisionado para la Agenda 2030.

“En los últimos 30 años se han reducido las emisiones”

Los fondos europeos son un gran aliado para convertir a ayuntamientos, instituciones y empresas en entidades más sostenibles.

Fermín Serrano destaca que “España está a la cabeza en cuanto a la articulación, diseño e implementación de los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, y tenemos el anticipo y dos pagos semestrales, que van en función de los mitos y objetivos que marca el plan nacional”.

Apunta que “el que quiera optar a los fondos europeos, que no tenga el chip de ‘yo tengo este proyecto de dónde me dan el dinero’ sino que vea cuáles son los problemas que han marcado Europa yEspaña para esto, que vea a través de las webs del Gobierno central y del Gobierno de Aragón las convocatorias que están abiertas”. Asegura que a la hora de poner freno al cambio climático “se están haciendo las cosas bien, en los últimos 30 años se han reducido las emisiones en todos los sectores, pero tenemos que hacer más en alianzas para desarrollo sostenible”. Y apunta: “no nos tiene que frenar que lo que hagamos sea algo pequeñito comparado con el problema global”. 

Gerente de Grhusa

“La suma de cada gesto hará cambiar la mentalidad”

Teresa Viu apuesta por la responsabilidad individual a la hora de reciclar porque “la suma de cada gesto va a hacer que entre todos consigamos cambiar ese paradigma por el que nos estamos rigiendo y comportando”. Ese cambio de mentalidad, apuntó, “es fundamental, es la clave, es la conciencia de cada uno para que al final la mente colectiva vaya en ese dirección”. La gerente de Grhusa valora que “la respuesta de la ciudadanía inicialmente no es alta, pero sí que por experiencia en otras comunidades sabemos que con los años esto va creciendo y esperamos poder llegar a los objetivos que tenemos marcados, por supuesto”. Detalla que esta Sociedad Anónima de capital público existe para gestionar el residuo doméstico y asegura que se puede hacer mucho, tanto desde las pymes como de forma individual. Para ello hay que tener en cuenta la generación del residuo a la hora de hacer la compra, por ejemplo. “Cuando adquiramos algo podemos pensar si lo necesitamos realmente o si va a provocar que tiremos otra cosa, generando más residuos”, advierte.

Gestor de Comunicación de Coca-Cola Huesca

“En 2030 nuestra flota será al 100 % híbrida o eléctrica”

Vilas del Turbón es la primera planta cero emisiones (neutra en carbono) de Coca-Cola Europacific Partners en Iberia. Unai Navarro, gestor de Comunicación de Coca-Cola Huesca, enumeró ayer los logros conseguidos en esta instalación que es todo un ejemplo a seguir.

La iluminación de la planta es mediante dispositivos led, se sustituyó la bomba del manantial por una más eficiente y también se instalaron aislamientos térmicos para evitar la pérdida de calor y se instaló una fuente de energía a base de pellets. La planta ha logrado reducir sus emisiones totales a 82 toneladas de CO2 al año, lo que supone una reducción de emisiones del 36 % por litro de producto fabricado. Unai Navarro aporta estos datos y apunta que “un vuelo de un avión comercial que realiza el trayecto Madrid-Dublín emite más CO2 que esas 82 toneladas de la planta de Vilas del Turbón” . También destaca que Coca-Cola ha puesto en marcha la iniciativa ‘Hostelería por el clima’, cuyo objetivo es descarbonizar al máximo este sector. La compañía hace otras acciones más: “De aquí a 2030, el 100 % de nuestra flota será de vehículos híbridos o eléctricos”. 

Concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Huesca.

“La ciudad de Huesca tiene una conciencia global”

El concejal de Servicios Generales y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Huesca, Roberto Cacho, defiende el valor de la educación ambiental, “estamos trabajando mucho con los colegios de la ciudad, que son el motor más fácil de entrar en las viviendas. Los niños son esponjas y lo absorben todo”.

Respecto a la actual sequía que sufre Huesca, un tema que confesó que le quita el sueño, detalló que desde que se hizo un llamamiento a un gasto responsable de este recurso se ha reducido en 6.000 metros cúbicos diarios el consumo en la ciudad.

“Solo con lo que ha rebajado el Ayuntamiento en cuanto a riego de zonas verdes o limpieza no llegaríamos a esa cifra. Entiendo que la ciudad de Huesca tiene una conciencia global que cuando la despiertas responde”, señala. Asimismo, plantea la necesidad de seguir trabajando en esa línea y en la de lograr los Objetivos de la Agenda 2030, “por ahorro, por eficiencia energética y por nuestro propio bienestar como vecinos de la capital altoaragonesa”. 

Etiquetas