Huesca

VIOLENCIAS MACHISTAS

"Podemos hacer una buena ley pero si no llega con recursos y personal preparado, no se aplica bien"

Teresa Saez y Cecilia Piris participaron en la charla ‘De la ley a la realidad’, en la que se abordó la normativa vigente sobre violencias machistas

Un momento de la charla, con Cecilia Piris y Teresa Saez, ayer en el Salón Azul del Casino de Huesca.
Un momento de la charla, con Cecilia Piris y Teresa Saez, ayer en el Salón Azul del Casino de Huesca.
Pablo Segura

“Podemos hacer una buena ley pero si no llega con su plan de acción, con los recursos suficientes y con el personal preparado, no se aplica bien”. Así de contundente se manifestó Teresa Saez, pedagoga y técnica de Igualdad y Atención en temas de Violencia de Género en el Ayuntamiento de Estella e integrante del movimiento Lunes Lilas, en la charla ‘Violencias machistas: de la ley a la realidad’, organizada por la Asamblea 8M de Huesca’, con motivo del 25N, Día para la eliminación de las Violencias Machistas.

Junto a Cecilia Piris, abogada de la Asociación Clara Campoamor en Álava, han abordado el actual marco normativo, y han coincidido en la necesidad de que para una correcta aplicación ley se destinen recursos y en que “falta formación” que “sea impartida por profesionales” y en la que incluya “un seguimiento del aprovechamiento de esa formación”. 

"Las leyes -ha explicado Piris- pueden ser más o menos completas, les pueden faltar cosas, pero el problema no es tanto del contenido de la ley, sino de las personas que aplican esas leyes; jueces, abogados, funcionarios, psicólogos, trabajadores sociales, aquellas personas que por su especial sensibilidad, por su trayectoria profesional o personal, por su implicación en el movimiento feminista o que por cualquier otra circunstancia tienen una formación especializada en materia de violencia de género, aplicarán mejor la ley y evitarán disfunciones, mientras que en el polo opuesto tenemos a personas que no tienen esta formación o esta sensibilización, y que por lo tanto aplicarán la norma de una manera disfuncional"

Decreto de la Fiscalía sobre revisión de penas

Sobre la revisión y rebaja de condenas debido a la aplicación de la ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual, Piris cree que “va a haber una temporada de inseguridad jurídica” hasta que resuelva el Supremo, "y no solo lo que diga el Supremo, que creo que va a ser conservador y tender a mantener las penas que se impusieron en su momento, porque por otro lado está el Tribunal Constitucional que también tendrá algo que decir, al haber derechos constitucionales de por medio". Piris cree que se podría haber “evitado si hubieran introducido la disposición transitoria incluida en la modificación del Código Penal del 95, que no considera más favorable la nueva norma si la condena impuesta está dentro de las que contempla la nueva ley”. 

A este respecto, el fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, ha dictado este lunes un decreto en el que unifica criterios de actuación ante la ley del solo sí es sí, en el que establece que no se revisarán sentencias si la pena que se impuso sigue vigente en la horquilla que fija el Código Penal para cada delito tras el cambio legal, según ha informado Efe.

Ante la polémica que se ha generado, Piris ha advertido: “No se puede tachar toda la ley de mala por esto. Es una buena ley, muy ambiciosa, con una visión global de la violencia sexual y su relación con la violencia de género”.

"Si hay un error, se corrige", apuntó Saez, pero "modificar continuamente el Código Penal", ha señalado, "nunca sería garantista e integral, que es lo que se ha intentado con esta ley; que no vuelva a pasar como en el caso de Nagore Laffage o en el caso de la Manada, que se encontraron con una desprotección total, social, jurídica, de derechos de otro tipo, de asistencia, de reparación".

Derecho a la reparación

La ponentes explicaron que la ley reconoce una serie de derechos en materia de vivienda, laboral, "incluye la reparación, algo que hasta ahora no se ha tenido en cuenta", incluye a todas las mujeres "también las que están en situación irregular, por lo que van a tener los mismo derechos y sobre todo plantea también el tema de la educación para transformar, otra cosa es que se pongan los recursos".

Sobre el derecho a la reparación, Saez advirtió: "No es verdad que todas las víctimas quieran más cárcel o que su agresor no salga nunca de la cárcel. Hay víctimas que he acompañado que no es su objetivo. La madre de Nagore Laffage lo que siempre ha pedido es que le pidieran perdón sus familiares y él, por supuesto que cumpla la condena que tendría que haber cumplido, porque penalmente no fue hecha bien esa sentencia, que no pueda ejercer en su profesión y que le ponga una orden de alejamiento". "Hay otras mujeres", ha continuado, "para las que su mayor reparación es que en la sentencia quede escrito y claro lo que ellas han relatado, que se les ha creído".

En la charla también se ha abordado también sobre la ley de protección integral de los derechos de la infancia y la adolescencia frente a la violencia, a la que se refiere también la nueva norma y en la que se apunta hacia un modelo originario de Finlandia, la Casa de las niñas y los niños. 

Ya en la última parte del diálogo que mantuvieron Piris y Sáez, esta ha puesto el acento en "la importancia de los protocolos locales de violencia contra las mujeres, porque con ellos lo que se hace es acoger todo lo que llega a un municipio de manera coordinada, lo que ha podido ir al juzgado o no, lo que ha llegado a la Policía Municipal, al área de Igualdad, a los centros de atención integral". La pedagoga y técnica de Igualdad del Ayuntamiento ha asegurado: "A través de los protocolos locales podemos garantizar que no queda ninguna mujer desatendida".

Etiquetas