Huesca

25N-Día internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres

El Campus de Huesca reafirma su compromiso en la lucha contra las violencias machistas

La Red de Unidades de Igualdad de Género para la Excelencia Universitaria, autora del manifiesto, reivindica recursos humanos y económicos suficientes

Lectura del manifiesto en el campus de Huesca.
Lectura del manifiesto en el campus de Huesca.
D. A.

El Campus de Huesca ha reafirmado su compromiso con la lucha contra las violencias machistas con motivo del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, en un acto celebrado a las puertas del polideportivo Río Isuela del Campus Huesca, donde se ubica la Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte, al que han asistido la Vicerrectora, Marta Liesa; el decano de Ciencias de la Salud y el Deporte, Germán Vicente, y una treintena de estudiantes.

La Red de Unidades de Igualdad de Género para la Excelencia Universitaria (RUIGEU), autora del manifiesto que se ha leído también en las sedes de la Universidad en Zaragoza y Teruel, ha querido llamar la atención, sobre las violencias que se ejercen contra las mujeres y las niñas por el simple hecho de serlo y "sobre la necesidad de implementar medidas eficaces para acabar con esta lacra global". 

Leído por la estudiante Lola Morte, en el manifiesto se ha hecho hincapié en el "amplio acuerdo a la hora de señalar que la violencia ejercida contra las mujeres es la expresión más grave de discriminación y de violación de los derechos humanos", sin embargo, "los modelos patriarcales que la originan se reproducen, y la escalada de autoritarismos, populismos y fundamentalismos, así como de los movimientos negacionistas, antifeministas y de retroceso, están teniendo un impacto negativo en los esfuerzos por eliminar las violencias contra las mujeres, en especial, contra aquellas que sufren discriminaciones múltiples o interseccionales".

Desde el ámbito universitario se ha remarcado la preocupación  por "los incesantes asesinatos de mujeres, el incremento de diferentes formas de violencia de género facilitadas por las nuevas tecnologías, la trata de mujeres y niñas en el contexto mundial de las migraciones, los efectos devastadores de los conflictos armados, la negativa en el acceso a la educación de las jóvenes en algunas zonas del planeta, la represión contra las mujeres por no cumplir con las estrictas normas de la tradición, los casos de violencia vicaria extrema, o el impacto del cambio climático, los desastres ambientales y las consecuencias desproporcionadas que la pandemia de COVID-19 han tenido, y tendrán, sobre todo en las mujeres y las niñas".

Se ha reconocido la importancia de la educación, "en todos sus niveles", una herramienta fundamental "para la prevención de la violencia y, en este sentido las universidades españolas, como instituciones de educación superior, deben ser un referente para la sociedad". 

A este respecto, las Unidades de Igualdad, que trabajan en el desarrollo de programas que fomenten entornos igualitarios, inclusivos y seguros, libres de manifestaciones de violencias machistas, impulsan, así mismo, "medidas para garantizar los derechos de las víctimas, proponemos acciones dirigidas a formar, sensibilizar y concienciar al conjunto de la comunidad universitaria, abogando por un cambio profundo de los modelos de masculinidad y feminidad". 

"Esta amplia labor, que viene siendo acrecentada por la normativa más reciente, precisa de una dotación suficiente de recursos humanos y económicos, cuestión a la que deben dar respuesta nuestras universidades, para que estas puedan jugar un papel relevante en la lucha contra la violencia de género de manera real y efectiva", han concluído.

Etiquetas