Huesca

altoaragón económico

El Inaem mejora la empleabilidad de más de 11.500 aragoneses

Los programas han generado nuevos empleos en el medio rural

Imagen de una oficina del Inaem en Huesca.
Imagen de una oficina del Inaem en Huesca.
Rafael Gobantes

Los programas de empleo del Inaem impulsados con fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), puesto en marcha tras la pandemia, han permitido mejorar la empleabilidad de 11.500 personas en Aragón.

Entre ellos, desatacan programas innovadores que están permitiendo dar una primera oportunidad laboral a jóvenes cualificados con contratos de calidad, pero también acciones dirigidas a mujeres o personas con discapacidad, y nuevas líneas de ayudas que han permitido fomentar la creación de nuevos puestos de trabajo y el mantenimiento de los ya existentes en microempresas, autónomos y entidades de economía social del medio rural.

En total, el departamento de Economía, Planificación y Empleo tiene previsto recibir 42,1 millones de euros de estos fondos MRR hasta 2023, todos ellos destinados a políticas activas de empleo desarrolladas a través del Inaem. En concreto, 3,2 millones provienen del Ministerio de Educación para cualificación y recualificación, y el resto del Ministerio de Trabajo. El Inaem, además de lograr un elevado porcentaje de ejecución este año, ha cumplido todos los hitos fijados tanto en los instrumentos comunitarios como los establecidos por las correspondientes Conferencias Sectoriales.

Estos fondos se han dividido en diferentes líneas de actuación. Entre ellas, hay iniciativas novedosas, enmarcadas en el II Plan Aragonés de Mejora del Empleo Joven, como los programas “Investigo” y “Primera Experiencia en Administraciones Públicas”. Este último ha permitido impulsar la contratación de 159 jóvenes aragoneses cualificados en entidades locales, sus organismos vinculados y en diversos órganos del Gobierno de Aragón. Por su parte, el programa “Investigo” ha apoyado la contratación de otros 87 jóvenes desempleados por parte de empresas y centros de investigación para el desarrollo de proyectos de I+D.

Además, estos fondos europeos han permitido también programas innovadores dirigidos a 828 personas jóvenes desempleadas y de baja cualificación, consideradas como especialmente vulnerables, y programas integrados de inserción laboral a través de itinerarios individualizados y personalizados dirigidos a 234 personas con discapacidad.

Por otra parte, gracias a las subvenciones concedidas a través del bautizado como proyecto Surge, se ha respaldado la creación de 57 nuevos puestos de trabajo por parte de microempresas y trabajadores autónomos en municipios de menos de 30.000 habitantes y ligados a proyectos de economía verde o digitalización.

El proyecto Memta, similar pero dirigido al mantenimiento del empleo ya existente vinculado a ese mismo tipo de proyectos en núcleos de menos de 5.000 habitantes, ha permitido apoyar 671 empleos.

Otra de las principales líneas generales de actuación está siendo la lucha por la igualdad de género. En concreto, a través de uno de los programas financiados con fondos MRR se han impulsado acciones formativas para mejorar las capacidades digitales y reducir la brecha de género en las que están participando 8.315 mujeres desempleadas de municipios de menos de 30.000 habitantes.

Próxima convocatoria

Próximamente se va a lanzar una nueva convocatoria de formación, dotada con 6,6 millones de euros provenientes de este mismo tipo de fondos europeos. Estará destinada al “reskilling” y “upskilling” (recualificación y mejora de la capacitación) de trabajadores ocupados y desempleados a través de acciones formativas de entre 30 y 60 horas de duración.

Etiquetas