Huesca

economía y empleo

La economía social cobra fuerza y da empleo a casi 22.000 personas en Aragón

El cooperativista agrario de Monzón Antonio Pano y la empresa oscense de inserción laboral Carinsertas han recibido un reconocimiento a su labor

La consejera Marta Gastón junto a los premiados y a representantes de la Universidad de Zaragoza.
La consejera Marta Gastón junto a los premiados y a representantes de la Universidad de Zaragoza.
S. E.

Aragón cuenta con 7.521 organizaciones de economía social (un 39,8% más que solo un año antes), que ya representan el 8,49 % del total de empresas activas del territorio y que dan trabajo a 21.440 personas, lo que se traduce en el 3,76 % del empleo total de la región. Este crecimiento se refleja en la facturación del conjunto de estas entidades que asciende un 22 %, superando así los 3,35 millones de euros e incrementando hasta el 9,51 % su peso dentro del PIB aragonés.

Todos estos datos se desprenden del último informe elaborado por la Cátedra de Economía Social y Cooperativas de la Universidad de Zaragoza, financiada por el departamento de Economía, Planificación y Empleo, que ha sido presentado este lunes en la Facultad de Empresa y Gestión Pública del campus de Huesca durante la gala de entrega de los VI Galardones de la Economía Social de Aragón.

La consejera de Economía, Planificación y Empleo, Marta Gastón, ha participado en la presentación de este estudio, del que ha destacado que demuestra el “papel cada vez relevante de este sector, creciente año tras año” en la economía y el empleo en Aragón. Este informe, ha apuntado, muestra una evolución "muy positiva" de este sector pese a la pandemia tanto en  l PIB como en el empleo. Cooperativas, sociedades laborales, asociaciones, fundaciones, empresas de inserción, centros especiales de empleo o sociedades agrarias de transformación conforman el entramado de organizaciones de la economía social. 

Respecto a este sector, Marta Gastón ha resaltado que “tiene importancia por el hecho diferencial de que centra toda la actividad en las personas y porque ocupa un papel cada vez más relevante tanto en nuestra riqueza como en nuestro empleo”.

Los galardones han reconocido al cooperativista agrario Antonio Pano Barrabés -de la cooperativa Joaquín Costa de Monzón y Binéfar- y a Carinsertas, la empresa de inserción laboral de Cáritas en Huesca, que trabaja en la recuperación de mobiliario y productos textiles y en el sector de la limpieza industrial y doméstica.

Antonio Pano Barrabés ha manifestado durante la entrega de distinciones su satisfacción por este reconocimiento. "Es una gran emoción y agradecimiento a que me lo hayan dado ahora. Cuando te llega este premio te acuerdas de tantos que han estado contigo. Estuvimos luchando durante muchos años en favor del cooperativismo, del campo... y estoy muy emocionado y muy agradecido", ha comentado. 

Entre los logros conseguidos como cooperativista agrario ha destacado que de lo que se siente más orgulloso es "de defender una idea, un proyecto, una forma de vida en la que crees y que se puede defender de otras maneras en este mundo tan competitivo que solo ve el precio, los números. Hay otras formas de vida que dan suficiente para poder estar allí y te compensan". 

Desde esta idea ha apuntado: "Muchas veces no triunfas, tampoco hay que hacerlo, pero desarrollas tu idea y tu forma de ser y eso te llena". 

Respecto a los que queda por hacer en materia de cooperativismo ha señalado que falta mucho camino por delante en el mundo rural, en las explotaciones pequeñas, "que son las que más están sufriendo con la competitividad y la volatilidad de los precios. Todo esto afecta mucho y es muy difícil poder competir de manera individual en la élite de la innovación. Creo que lo que falta es que se agrupe más el agricultor pequeño". 

Por su parte, la Gerente de Carinsertas, Dalila Robayo, ha destacado que este premio que llega desde la Universidad de Zaragoza, "que es quien tiene la potestad de certificar tus buenas prácticas, hace mucha ilusión y es un impulso para intentar seguir haciendo las cosas bien". El galardón, ha valorado, les ha sido otorgado por diferentes motivos. "El modelo de economía social y de economía circular es algo que llevamos dentro de nuestro ADN. Tenemos varios puntos que nos favorecen en este momento y que hacen que la empresa sea visible", ha dicho. 

Así, ha explicado que por un lado, Carinsertas fue la primera empresa de inserción de Huesca y, por otro, actualmente cuenta con 30 trabajadores, "que para un territorio como el nuestro no está nada mal". También le avalan las buenas prácticas, el número de inserción de personas en riesgo de exclusión y las actividades vinculadas al reciclaje y el cuidado del medio ambiente, ha apuntado. 

Plan de Impulso

La consejera de Economía, Planificación y Empleo ha recordado la apuesta del Ejecutivo Autonómico por promover este sector, reflejada en el Plan de Impulso lanzado este mismo verano con 70 acciones concretas hasta 2025, definidas en un proceso participativo desarrollado en las tres provincias aragonesas junto al sector. Un plan que se vio reforzado el pasado 1 de diciembre con la aprobación de la Ley de Economía Social en las Cortes de Aragón, una norma impulsada por el Gobierno de Aragón y diseñada también en colaboración con el propio sector, que pretende fomentar, regular y visibilizar este tipo de economía, y dar respuesta a su creciente relevancia en nuestro territorio.

Principio de solidaridad

La directora de la Cátedra, la profesora altoaragonesa, Carmen Marcuello, ha sido la encargada de explicar las principales conclusiones de la nueva edición de este trabajo que analiza la evolución de este sector económico que, según los datos del Informe, da empleo directo a casi 22.000 personas en esta Comunidad. 

Los datos aportados por las distintas administraciones públicas y por las plataformas de la economía social han sido la base de este trabajo que cifra en un 3,58% del empleo total aragonés la aportación de las contrataciones directas de estas organizaciones y en un 1,68% del total territorial el valor añadido bruto que aporta al desarrollo de Aragón este sector que se apoya en el principio de solidaridad.

Carmen Marcuello ha destacado que, afortunadamente, este informe confirma una tendencia al alza de la economía social y que es más resistente a las crisis. "Sigue siendo resolución a las necesidades de las personas. Nuestra economía social aragonesa tiene un aporte fundamental al territorio, a las personas y al desarrollo", ha comentado.

Desde este punto ha añadido el importante papel de las instituciones y ha querido dar la enhorabuena a las entidades de economía social y al Gobierno de Aragón tanto por la Ley de Economía Social como por el Plan Impulso. 

"Estamos apostando claramente por la economía social y a nivel institucional internacional la Organización Internacional del Trabajo (OIT) refrenda un plan para su desarrollo, la  Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, OCDE, recomienda a los gobiernos que tomen medidas y el propio Parlamente Europeo también está dando indicaciones en este sentido", ha planteado. Así ha afirmado: "Estamos alineados y en el mismo proceso de reconocimiento de la economía social". 

Las entidades que conforman la economía social, ha explicado, "tienen como centro a las personas, pero no pueden ir solas". "La economía social no es una entidad por aquí y otra por allá, tiene que ser un movimiento que en realidad siempre va de la mano de otras instituciones y en alianza y estrategia con las instituciones públicas", ha dicho.   

Etiquetas