Huesca

SANIDAD

Las listas de larga espera bajan pero las demoras se disparan

Casi todas las especialidades tienen retrasos más largos que antes de la covid

Fachada principal del Hospital Universitario San Jorge de Huesca.
Fachada principal del Hospital Universitario San Jorge de Huesca.
Pablo Segura

La tendencia a la baja en el número de pacientes en larga espera quirúrgica -más de seis meses de demora- de los últimos meses convive con un empeoramiento generalizado en los tiempos que los pacientes deben esperar a pasar por quirófano. A modo de ejemplo, quienes estaban en febrero de 2020, antes de la pandemia, en las listas de espera para Traumatología del Hospital de Jaca llevaban de media 18 días de espera y este octubre -último mes con datos disponibles- la cifra es de 130. Los retrasos medios de quienes están en listas de espera también se han multiplicado desde entonces en otras especialidades como Otorrinolaringología de Barbastro (donde se ha triplicado, de 98 a 310 días) y Ginecología y Urología de Jaca (de 17 a 92 y de 12 a 53, respectivamente).

Y en cuanto a las especialidades que solo hay en Zaragoza pero que operan a pacientes de todo Aragón -por tanto, también a altoaragoneses-, la misma situación se ha dado en Cirugía Plástica. Antes de la covid, el tiempo medio de espera era de 125. Ahora es de 321 días.

Otras especialidades en las que la demora media de quienes están en lista de espera también ha empeorado notablemente, pero no tanto como las anteriores, son Dermatología y Urología de Barbastro, y Oftalmología y Traumatología de Fraga, así como a nivel aragonés Neurocirugía (de 290 a 549 días, casi el doble).

Desde que irrumpió el coronavirus, solo cinco especialidades -de 28 analizadas- han vuelto a los tiempos medios de espera que tenían entonces. Son Urología y Ginecología de Huesca, Traumatología de Barbastro y Cirugía General y de Digestivo tanto en Jaca como especialmente en Fraga.

Cabe apuntar, por otra parte, la situación de las consultas especializadas. El Gobierno de Aragón no da datos desde el pasado mes de mayo, lo que atribuye a un “problema informático”. Sin estadística oficial con la que cotejar, es una queja muy extendida entre los pacientes desde que comenzó la pandemia las dificultades, sobre todo los tiempos de espera, para acceder a especialistas.

Volviendo a la situación quirúrgica, los tiempos medias de espera no solo empeoran respecto a antes de la primera ola de coronavirus -que obligó a cerrar quirófanos salvo para lo urgente y vital-. En comparación con hace un año, de las especialidades que se intervienen en la provincia -más las que únicamente cuentan con unidad quirúrgica en Zaragoza y operan a todos los aragoneses-, los tiempos medios de quienes están en lista de espera se hacen mayores en 16 casos y solo mejoran en 12.

Algo menos mal han ido las cosas si se comparan los datos de octubre con los de septiembre: empeoran en 13 especialidades, mejoran en 14 y en la restante permanece igual.

Un 31 % de las operaciones, tras más de medio año

Otro indicador de todo el trabajo retrasado y acumulado por la pandemia -que las organizaciones sanitarias también atribuyen en gran medida a la falta de personal- son las esperas medias que han tenido las personas que han sido operadas en dicho mes.

Así, de las 905 intervenciones programas realizadas en octubre en la provincia, 285 fueron a pacientes que llevaban aguardándolas desde hacía más de medio año. Supone el 31,5 por ciento del total cuando antes de la pandemia apenas representaba el 10,2 por ciento, tres veces menos.

Dos tercios de las operaciones de octubre se hicieron tras cuatro o más meses de espera. A ese casi un tercio de intervenciones tras más de medio año hay que sumar otro 32 por ciento de quienes sufrieron demoras de entre 4 y 6 meses.

Por contra, el porcentaje de quienes entraron en quirófano tras menos de un mes de espera se ha reducido a casi la mitad. En febrero de 2020 era el 20,9 por ciento de los pacientes y este octubre apenas el 11,8 por ciento.

Cabe indicar que el Departamento de Sanidad ha iniciado un plan de choque para reducir las listas de espera este mes de noviembre -por tanto, aún no se ve reflejado en las estadísticas, ya que las más recientes son de octubre-. En virtud de esta medida, el Hospital San Jorge de Huesca, por ejemplo, está practicando intervenciones programadas los sábados.

Etiquetas