Huesca

El notario barbastrense Elías Campo, distinguido a título póstumo con el Premio Puig Salellas

Este premio es el máximo galardón otorgado anualmente por el Colegio Notarial de Cataluña a una persona o institución.

Elías Campo Villegas
Elías Campo Villegas
S.E.

El notario y académico Elías Campo Villegas ha recibido el Premio Puig Salellas de este año a título póstumo, el máximo galardón otorgado anualmente por el Colegio Notarial de Cataluña a una persona o institución que, en Cataluña, haya acreditado una destacada trayectoria de estudio, investigación, creación, docencia o aplicación del Derecho.

La Junta Directiva del Colegio acordó por unanimidad conceder el Premio al galardonado “en reconocimiento a su ejemplar y brillante trayectoria jurídica en general y notarial en especial, donde ha destacado en prácticamente todos los campos”.

El acuerdo prosigue: “Jurista vocacional, su condición de Secretario Judicial, Juez, Notario y Abogado le permitió la visión más completa posible del mundo del derecho destacando en todos sus ámbitos, informa el Colegio de Notarios de Cataluña en una nota de prensa.

El premiado manifestó tempranamente su interés por el derecho civil catalán participando en el II Congreso de Derecho Catalán en 1971, materia en la que profundizó durante toda su carrera profesional, al igual que en el derecho civil en general, aunque fue en el campo de los sistemas alternativos de resolución de conflictos donde tuvo probablemente su espacio preferido.

Impulsó y fundó en 1989 el Tribunal Arbitral de Barcelona del que fue vicepresidente durante más de veinte años, siendo autor de referencia en esta materia gracias a sus numerosísimas publicaciones. Su carácter conciliador se reflejó también en el Colegio Notarial donde, una vez jubilado, dirigió la implantación del Servicio de Atención al Usuario del servicio notarial”.

El juez y notario Elías Campo Villegas, natural de Barbastro (Huesca), falleció el pasado 30 de julio a los 95 años en la localidad altoaragonesa de Boltaña.

El jurista inicio su carrera profesional como secretario judicial en Tafalla (Navarra), pasando luego a ejercer como juez de primera instancia e instrucción en diferentes localidades.

Gemma Ubasart, consejera de Justicia de la Generalitat de Cataluña, destacó que en el Tribunal Arbitral "Campo fue pionero y vanguardista. Él entendía que ir a juicio no es siempre la mejor manera de poner solución a un conflicto".

"Nosotros, desde el departamento de justicia de la Generalitat, nos hacemos nuestro este espíritu y por esta razón queremos dar un impulso muy destacado a la mediación y a la resolución alternativa de conflictos. Haremos de la gestión alternativa de conflictos una prioridad de país, y aprenderemos de maestros tan ilustres como el señor Elías Campo Villegas. Puig Salellas fue un hombre comprometido con nuestro autogobierno, nuestra lengua y nuestro derecho civil. No se puede entender el impulso para mantener y codificar el código civil catalán sin el papel de los notarios", concluyó.

José Alberto Marín, decano del Colegio Notarial de Cataluña, subrayó que "el Derecho civil catalán, sobre el que trabajó el premiado, es el más moderno y práctico de Europa gracias a su codificación, basada en las aportaciones de prestigiosos juristas en la Comisión de Codificación y en el Observatorio de Derecho Privado, que permiten alcanzar consensos políticos que garantizan la estabilidad de las leyes que emanan del Parlament".

Etiquetas