Huesca

#SOYDELALTOARAGON

Carmen Fernández “Nuestro territorio está creciendo gracias a mujeres jóvenes empresarias”

Desde que en 2007 se creara Amephu, más de un centenar de mujeres del territorio trabajan por la igualdad de oportunidades para las empresarias  

Carmen Fernández.
Carmen Fernández.
Pablo Segura

La presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de la Provincia de Huesca (Amephu) lleva más de 15 años trabajando en la igualdad de género real. Desde el nacimiento de la asociación en 2007, más de un centenar de mujeres del territorio altoaragonés trabajan junto a ella para lograr que todas las emprendedoras puedan tener el espacio que merecen en la vida pública y, por supuesto, en el sector empresarial. Gracias a su trabajo desde entonces, Huesca puede considerarse una provincia cargada de emprendedoras y de negocios liderados por mujeres jóvenes.

¿Con qué palabra definiría Amephu?

-Es una red. Una red de mujeres empresarias, titulares de negocio, autónomas; una red de contacto que nos sirve de ayuda, de intercambio de conocimientos, de experiencia, de apoyo para que las mujeres en el sector empresarial del territorio altoaragonés ocupen los espacios públicos. 

¿Qué supone para usted ser presidenta de Amephu?

-Fundamentalmente, me da la oportunidad de luchar por unas inquietudes que tengo en cuanto a la igualdad. A pesar de la dedicación que ello supone, es un privilegio. Cuando tienes una inquietud profunda y tienes un instrumento a través del cual puedes luchar para mejorar la sociedad, es una suerte que me enriquece personalmente. Todos queremos cambiar el mundo para mejor, y no es lo mismo aportar tu granito de arena como una persona individual que como una institución.

¿Cómo diría que se encuentra la situación de la mujer empresaria en el Alto Aragón?

-Al margen de las estadísticas, cada vez hay más mujeres que dan el paso de emprender, de montar un negocio. Además, nuestra asociación y el territorio está creciendo con mujeres jóvenes, que funcionan de otra manera. Tienen menos barreras, creen más en su propia valía. Hace 20 años veíamos a mujeres que encontraban más obstáculos, presión social y falta de reconocimiento. Ahora hay estereotipos que ellas sufren mucho menos que hace más de 20 años. Sí están las barreras de la maternidad, que siguen existiendo, pero las mujeres lo afrontan de otra manera. También los hombres, ya que vemos que las nuevas generaciones apoyan más la corresponsabilidad. Son gente proclive a entender y a montar un negocio. Las barreras internas que tenemos las mujeres son menos acusadas en la juventud. 

¿Cuáles son las inquietudes que más le han preocupado a usted y Amephu a lo largo de su vida?

-Básicamente, ver la desigualdad que hay por razón de genero en todos los aspectos de la vida. El machismo es algo estructural con lo que tropezamos. Supone un obstáculo a todos los niveles, y con el tiempo ha cambiado mucho. En estos 15 años de existencia de Amephu lo hemos constatado. La primera inquietud que tuvimos para constituirnos era la existencia de mujeres que estábamos al frente de negocios, autónomas, al frente de micro empresas, que veíamos que había muy pocas mujeres en otras asociaciones en las que estábamos. Ahora mismo hay muchas más mujeres en los órganos de decisión de las empresas. Conocíamos a empresarias y no entendíamos por qué no estaban en ese lugar.

¿Se puede decir que Huesca es un lugar de mujeres empresarias?

-No puedo decir lo contrario. Ya había mujeres empresarias cuando creamos la asociación, pero ahora vemos mucha motivación para el emprendimiento. Yo pienso que en líneas generales sí. También es cierto que nuestra provincia no hay tantas oportunidades para trabajar por cuenta ajena. Hace unos años, que una mujer montara su propio negocio era la salida que daba frente a la maternidad por las dificultades que había para que le contrataran. Nos vimos un poco autoobligadas porque era la manera de compatibilizar el negocio con la familia. Ahora, muchas mujeres no sufren tanto la presión social de montar una familia a edades tempranas. Lo ven más compatible y factible poder combinar el negocio con la familia. 

¿Cuáles son los siguientes pasos que debe dar Amephu de cara al futuro?

-En muchos sentidos hemos sido pioneras. Nos hemos desmarcado de las primeras asociaciones de mujeres empresarias porque nosotras ya nos creamos dentro de CEOS-Cepyme. Entendemos que lo que debemos conseguir son foros plurales donde haya hombres y mujeres, sin apartar unos a otros. Nosotras también tenemos que ser más inclusivas. Y tocar temas transversales, de materias que son importantes para todo el tejido empresarial. En esos foros conseguimos que además de haber hombres, también participen y se visibilicen las mujeres. Promover que las mujeres ocupen espacios públicos. Entendemos que tocando temas de todo el tejido empresarial, hacemos que las mujeres estén en esos foros, siendo inclusivos. Es cierto que ahora vemos que las mujeres del sector empresarial son más participativas. Que quieren crear redes fuera del ámbito de su empresa. En la provincia, las mujeres están concienciadas y creemos que tenemos un muy buen número de asociadas, más de 100. Por ello, en la diversidad está la riqueza.

Etiquetas