Huesca

FORMACIÓN

Las academias notan un aumento del interés a preparar una oposición

España vive un periodo extraordinario en la convocatoria de ofertas de empleo público. La constancia se revela clave para superar los procesos  

Oposiciones al cuerpo de maestros en Aragón, celebradas en el IESPirámide, en junio.
Oposiciones al cuerpo de maestros en Aragón, celebradas en el IESPirámide, en junio.
Pablo Segura

España vive un periodo extraordinario en cuanto a ofertas de empleo público convocadas por las administraciones estatal, autonómicas y municipales. Y se está notando en las academias que preparan a estudiantes para procesos selectivos, que están recibiendo “más consultas”, explica Miguel Lucas, gerente del Centro de Estudios Scio, una academia que si bien no está especializada únicamente en la preparación de oposiciones, tiene estudiantes que se preparan para sacar una plaza de auxiliar administrativo, de auxiliar de enfermería, celador o pinche.

Una situación, la actual, a la que se llega por un fenómeno en los años anteriores, en los que por la crisis y por la eliminación de la tasa de reposición, las administraciones “no han sacado plazas cuando las tenían que sacar y ha habido una concentración de interinos increíble”, explica Beatriz Escartín, directora de Opoinnova. Tras el toque de atención que Europa dio a España, se están aprobando procesos de estabilización de empleo que se suman a la oferta ordinaria de las administraciones.

“La oferta pública acaba de salir y se verá la evolución de alumnos en el primer trimestre”, explica Lucas, que confirma el “mucho interés” existente entre quien está preparando oposiciones, “sobre todo por la consolidación de plazas”. En otras academias, ya confirman que “tienen mucha gente”.

Las oposiciones estrella

Entre quienes acuden a una academia en Huesca, los procesos selectivos que más interés suscitan, según explica el sector, son sobre todo las del Gobierno de Aragón, la Universidad de Zaragoza, la Diputación de Huesca, las del Ayuntamiento de Huesca o las del Ayuntamiento de Zaragoza, para plazas de ordenanzas, de personal de limpieza, de administrativos o auxiliares administrativos.

Para estas categorías, que Escartín califica de “oposiciones amables, porque no son como las del grupo A que tienes que estar estudiante ocho horas diarias, el perfil es variadísimo y hay gente de todo tipo: gente joven que ha terminado los estudios, mujeres que dejaron de trabajar en su momento para cuidar de los hijos, personas que se quedaron en el paro, otras que les va mal en la empresa privada o gente que quiere mejorar en términos de empleo”.

En experiencia de Lucas, es gente que “ya ha trabajado en la Administración y quiere volver a trabajar y si es el caso, consolidar plaza. La mayoría es de mediana edad y hay más mujeres que hombres”.

En general, explica el gerente de Scio, “hay muchísima más gente que realiza la inscripción y paga la tasa de los que se lo preparan en serio”. Sin embargo, asegura que “lo importante es la inversión en tiempo de estudio y el sacrificio de estudiar muchas horas sin un resultado seguro, pero si se es constante en la preparación, la mayoría obtiene la plaza entre una y tres convocatorias”. Además, no siempre se busca exclusivamente sacar la plaza, explica Escartín, pues “aprobando algún examen o a veces sin aprobarlo, entras en bolsa de empleo y metes la cabeza”, y coincide con Lucas en que “quien tiene eso como objetivo y persevera, se saca la plaza”.

Y quien es constante, debe en primer término superar algunos clichés en cuanto a la preparación de oposiciones. “Piensan que es estudiar, estudiar, estudiar y no siempre es así”. Con la asistencia a las clases, que según el centro puede ser presencial o virtual, en las primeras dos semanas “están más tranquilos”, señala Escartín.

En algunas categorías, como las de auxiliar administrativo “parte del temario es común”, recuerda Lucas, lo que facilita el poder presentarse a procesos de diferentes administraciones. Y es lo que recomienda Escartín, que alguien que se prepare para una oposición, por ejemplo, de administrativo, se presente a todas las que pueda. Según el nivel -A, B o C- se requiere diferente titulación; para el más bajo (C) se necesita tener una graduación en ESO. Una vez aprobadas se puede, por procesos de promoción interna, subir de nivel.

Harina de otro costal son las de Judicatura, Notarías o Educación, “que fáciles no son”, advierte Escartín.  

Últimas convocatorias

Entre las últimas convocatorias de empleo público anunciadas por el Gobierno central está la de 1.000 plazas en las entidades locales para encargarse, entre otros asuntos, de la ejecución de las inversiones financiadas con los fondos europeos y que deberán convocarse en un plazo de un año, y cinco procesos selectivos para cubrir 5.050 plazas de diferentes cuerpos del Ministerio de Justicia. En Aragón, el Gobierno autonómico dio recientemente el visto bueno a 512 plazas para personal docente no universitario y 996 plazas distribuidas en diferentes categorías profesionales para el Salud.

Etiquetas