Huesca

SANIDAD

El Justicia pide al Hospital San Jorge  de Huesca “flexibilidad” en las visitas de menores de edad

Una familia se quejó de que el nieto de 13 años no pudiera visitar a su abuelo ingresado en el centro hospitalario oscense

Un padre y su hijo, en el Hospital San Jorge de Huesca.
Un padre y su hijo, en el Hospital San Jorge de Huesca.
Pablo Segura

El Justicia de Aragón ha sugerido al Departamento de Sanidad de la DGA una mayor flexibilidad en las visitas de menores de edad a familiares ingresados en los hospitales, en concreto, en el Hospital Universitario San Jorge de Huesca.

La sugerencia del Justicia de Aragón es la respuesta de la institución a la queja de un ciudadano. Este acudió el 17 de mayo del año pasado al hospital oscense junto a su hijo adolescente, de 13 años de edad, para visitar al abuelo “dada la gravedad de su estado”. “En qué sociedad deshumanizada” vivimos, se pregunta el padre, que no se permite que un nieto vea a su abuelo ingresado en el hospital. “No hablamos de un niño de 5 años, sino de un adolescente de 13”.

Sin embargo, tal y como expone el ciudadano en su queja ante el Justicia de Aragón, el personal del hospital no le dejó acceder “argumentando que los menores de edad no podían entrar en el hospital”.

El Justicia de Aragón pidió información al Departamento de Sanidad sobre el caso concreto y la Consejería le contestó que “no existe ley ni ordenanza alguna relativa a la prohibición de visitas a pacientes ingresados por parte de menores de edad”.

Sin embargo, Sanidad precisa a continuación que hay una reglamentación interna del hospital que, “fundamentada en el Derecho Civil Foral de Aragón, atribuye la mayor capacidad de los menores de edad, pero mayores de 14 años”. El adolescente que no pudo entrar tiene 13. Sanidad continúa en su respuesta diciendo que se toman los 14 años como referencia “con la finalidad de evitar infecciones cruzadas de personas vulnerables como pueden ser los pacientes ingresados y los menores”.

El Departamento precisa que “no se trata de una reglamentación estricta”, ya que hay “excepciones” y pone de ejemplo la Unidad de Partos, a la cual, y con permiso de la supervisora, pueden entrar niños de menos de 14 años para ver a su madre y hermano recién nacido.

Otra salvedad que el mismo Departamento apunta son “otras situaciones especiales de otras especialidades con la autorización médica”.

El Justicia de Aragón pide a Sanidad que traslade “al personal encargado de informar sobre las visitas que existe la posibilidad, en situaciones especiales y con autorización médica, de que los menores accedan al hospital para visitar a sus familiares”.

Etiquetas