Huesca

MERCADO AUTOMOVILÍSTICO

La venta de coches en la provincia tuvo una tendencia plana durante 2022

Varios concesionarios notan que la demanda de diésel se redujo mucho por el auge del híbrido

Coches circulando por la provincia de Huesca. El mercado automovilístico cerró el año pasado con descensos.
Coches circulando por la provincia de Huesca. El mercado automovilístico cerró el año pasado con descensos.
Pablo Segura

El año 2022 en lo que respecta a ventas de turismos de ocasión ha sido negativo tratándose de Huesca. En ese sentido, las ventas se han desplomado un 8,7 % respecto al año anterior con un total de 9.161 turismos transferidos.

En total, han sido 48.311 turismos de ocasión los que se vendieron en todo Aragón durante el pasado año, un 6,86 por ciento menos que el año anterior. Todo ello frente a un mercado nacional donde también descendió, un 5,6, según los datos de la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove).

Dentro de ese descenso, parece que la tendencia empieza ser lineal y comienza a notar un asentamiento necesario después de dos años muy complicados. Pedro Morera, de Nissan Talleres y Recambios Morera, explica que el balance que realizan del año 2022 “es similar al de 2021, marcado en líneas generales por el mantenimiento de ventas y una tendencia plana”. En ese sentido, añade que “no han aumentado las ventas, pero tampoco se han estancado”.

Uno de los motivos principales por el que las ventas no han aumentado lo esperado ha sido la inflación, como no podía ser de otra forma. “Han subido los precios y los intereses. Cuando todo se encarece, las compras también se frenan”, dice el responsable de Talleres y Recambios Morera. Concretamente, los precios han aumentado “entre un 10 y un 15 %” durante el último año, trascendental para que muchos usuarios se hayan replanteado la compra de un nuevo vehículo.

Así, según los datos de Ancove, los concesionarios han sido los peor parados a pesar de que los últimos meses han ido registrando mejorías por el tirón de las unidades de 12 a 24 meses. En el año sus ventas han descendido un 13,8 % en comparación con 2021 si hablamos de números nacionales. Y es que “el estancamiento producido por la pandemia sigue siendo muy duro, pues se ha acumulado el stock” lamenta Morera, al igual que explica que “ahora hay que vender mucho más para alcanzar los objetivos marcados”.

Sí es cierto que varios concesionarios han notado el aumento del interés por los coches eléctricos. “Los particulares están apostando cada vez más, y le queda mucho recorrido porque la gente es reacia hasta que los prueba. Para muchas personas se está convirtiendo en el vehículo ideal”. No es lo único que sigue al alza, puesto que los híbridos han tenido “un gran calado entre la gente”. “Es lo que más se está demandando”, incide Pedro Morera. Sin embargo, el interés y la demanda por los vehículos diésel ha caído hasta tener “un valor residual” en la actualidad.

Tras un año con unos números quizás no tan esperados por muchos concesionarios, aunque en ciertos puntos algo más positivos y optimistas de cara al futuro, muchos esperan que 2023 se convierta en “un año de tranquilidad y regularidad”, en el que se apueste y se apoye por el sector del automóvil y se logre un crecimiento que “favorezca tanto a las empresas como a los particulares”.

Etiquetas