Opinión

Tarjeta roja para la Dirección Provincial de Educación de Huesca

OPINIÓNACTUALIZADA 19/03/2019 A LAS 01:00

Un año más, la planificación de la Dirección Provincial de Educación en Huesca para la escolarización en los centros educativos merece una "tarjeta roja".

La Federación de Asociaciones de Padres y madres de Alumnos de Aragón (Fapar) de Huesca ha sido la primera en mostrar su rechazo y disconformidad ante una planificación educativa que genera sobreoferta de plazas lo que "impide un equilibrio entre la elección de centro y la escolarización equilibrada del alumnado, de modo que sea heterogéneo y diverso en todos los centros y, por tanto, refleje la realidad social de Huesca".

Según los datos publicados el martes en la web habilitada para el proceso de escolarización (www.centroseducativosdearagon.es), en Huesca la oferta en el primer curso de Infantil es de 612 plazas escolares (52 de ellas para alumnado con necesidad de apoyo) para una previsión de 507 niños y niñas a escolarizar, 17 ya con un resolución previa de necesidad educativa específica.

La Directora Provincial de Educación de Huesca, Olga Alastruey, justifica en medios de comunicación que "el elevado número de plazas ofertado permitirá cubrir la demanda de alumnado durante todo el curso". A su vez hace mención a que "la mayoría de las familias puedan escolarizar en el centro que eligen".

Pues bien, un año más le decimos a la Dirección Provincial de Educación de Huesca que su planificación de la oferta educativa en los centros educativos de nuestra ciudad merece una "tarjeta roja" y las razones son las siguientes: La segregación escolar es evitable. Y ustedes no favorecen las medidas que la hagan evitable Las políticas educativas de la Administración Pública nos permiten configurar el futuro de nuestro municipio y por ello necesitamos políticas valientes y audaces y ustedes con sus medidas no son ni valientes ni audaces, sobre todo, si supone poner en marcha medidas que puedan no resultar populistas La Constitución Española en su Título I. De los derechos y deberes fundamentales dice "Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza", en ningún momento habla de la elección de centro y ustedes hablan de eso, de elección de centro.

Ustedes y sus políticas educativas convierten a la institución escolar en institución legitimadora de la desigualdad y eso es peligroso e irresponsable.

La segregación escolar significa que el día de mañana habrá más niveles de paro, más precariedad laboral, menos resistencia a las crisis económicas y más problemas de cohesión social.

Por todo ello, ¡tarjeta roja! un año más a la Dirección Provincial de Educación en Huesca.

Etiquetas