Opinión

A ver si nos damos por enterados

Por
  • CONCHITA DEL MORAL HERRÁNZ
OPINIÓNACTUALIZADA 30/03/2019 A LAS 01:00

Ninguna ley en el mundo, y no se por qué pongo ley, pues no merece ese nombre por el tema que voy a tratar. Pues la ley es buena cuando trata de amar y custodiar a los demás, si no, es un abuso y es el que voy a exponer. "Pues ninguna ley en el mundo podrá hacer jamás lícito un acto que en sí es ilícito" Artículo 28.1 del Código de Ética y Deontología Médica. Y aunque no lo dijera, pues es contrario a la Ley de Dios y toda persona lo lleva inscrito en su corazón y toda persona con sentido común lo reconoce. Nadie puede disponer en este asunto de la vida de nadie ni de la suya. Dios la da y dispone de ella.

En nuestra patria se anda maquinando sobre el crimen de la eutanasia, porque no nos engañemos, es un crimen, no es compasión, como algunos dicen, para que no sufra, hay muchos intereses de por medio, egoísmo, comodidad, intereses económicos, etcétera. Cuando ahora hay tantos medios para aliviar el dolor. Las personas enfermas, lo que necesitan es cariño, atención, acompañamiento, hay centros de cuidados paliativos. ¿Por qué no acudir a ellos En pleno siglo XXI, no queramos volver siglos atrás cuando ya algunas civilizaciones antiguas cometían estas atrocidades. Seamos sensatos. La ciencia médica está para curar, no para matar, aunque nos moriremos, Dios tiene la palabra.

Nuestra Constitución dice en su artículo 15: "Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que en ningún caso puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos degradantes. Queda abolida la pena de muerte (...)".

Lo deja bien claro y, aunque no lo dijera, todo es cuestión de amar, pues a ver si nos damos por enterados.

Etiquetas