Opinión

Obras

Por
  • ARACELI CAVERO
OPINIÓNACTUALIZADA 31/03/2019 A LAS 01:00

Vaya por delante que me encantan todas las iniciativas que vayan encaminadas a mejorar la imagen de Huesca. Comprendo que hay que sufrir incomodidades mientras se realizan las obras. Pero luego se disfruta del resultado. Así sucedió con la peatonalización de los Cosos. Y así sucederá con el paseo Ramón y Cajal.

Pero mientras la peatonalización de los Cosos se hizo a tramos pequeños que minimizaron las dificultades, no sucede lo mismo con Ramón y Cajal. Se dijo en un principio que se acometerían las obras desde el puente del Isuela hasta la calle de José María Lacasa. Lo lógico hubiera sido terminar ese tramo y empezar el siguiente. Pues no. Sin terminar un tramo, se acomete el siguiente. No solo, las calles adyacentes están levantadas hasta la mitad cada una de ellas.

Como usuaria de esa zona me encuentro todos los días con que pasar por ahí es una verdadera aventura; es que hasta las aceras están levantadas y reducidas. Por un lado, están las vallas que apenas dejan pasar una persona en cada sentido; por otro, las tablas que tapan los agujeros para poder pasar y no caer en ellos.

Veo que están trabajando muchas horas ¿Extraordinarias Espero que sí, y pagadas.

Posiblemente se quiera tener las obras terminadas de cara a las elecciones.

El presidente de la Asociación de Vecinos del barrio de María Auxiliadora decía en una entrevista que hay demasiadas obras empezadas y como no se llega a todas, no se hacen bien.

Estoy de acuerdo, porque hace que esto lo suframos especialmente los ciudadanos que nos enfrentamos diariamente con estos problemas.

Por favor, terminen ya al menos un tramo del paseo Ramón y Cajal para facilitar el paso a los viandantes. Tengan en cuenta que en esta zona hay muchas personas con movilidad reducida. Muchas gracias.

Etiquetas