Opinión

Crónica de Burgocolmenas

Por
  • EDUARDO MARCO VALLE
OPINIÓNACTUALIZADA 03/05/2019 A LAS 02:00

En la apacible localidad de Burgocolmenas la vida transcurría con normalidad en los distintos panales, cada uno especializado en su miel, su jalea, su cera e, incluso, sus zumbidos rítmicos o los vuelos de sus escuadrones alados. El panal de la Rosa se jactaba de su miel monofloral, mientras el del Ave presumía de su productividad. Más allá, el del Pomelo alardeaba de su aroma "esencias de Colmeña". El último en llegar era "Cambia tu Burgo", un panal que se había formado a partir de dos pequeños panales y un grupo de abejas libres que dieron en buscar nuevos aires. "Cambia" producía una miel multifloral con aportaciones de todas y cada una de las abejas del panal.

¿Con normalidad No tanto, porque se acercaban las fechas en que habría que elegir la Abeja Burgomaestre que regiría la comunidad en los próximos cuatro años. Las abejas comunicadoras ya llevaban un tiempo elaborando sus mensajes más convincentes y las propuestas más necesarias para la comunidad. Burgocolmenas bullía entre la incertidumbre y la esperanza… Pero ¡zas! De la noche a la mañana se produjo una conmoción en todo el Burgo. ¿Qué había ocurrido Algo que nadie podía imaginar. Había llegado un pequeño grupo de abejas que no disponían de colmena ni de "reina" y habían entrado en contacto con otras abejas de "Cambia" a las que habían prometido su apoyo para el puesto de Burgomaestre, y ello sin necesidad de competir con ningún otro insecto del panal. Con gran sorpresa de todo el Burgo ese pequeño grupo emprendió el vuelo hacia el nuevo panal, donde les esperaban con las alas abiertas porque ya tenían "reina".

En "Cambia" no salían de su asombro, porque las abejas "huidas" seguían libando flores en los mismos campos de siempre, pero se llevaban el néctar a la nueva colmena, que llamaron "Por el Burgo". Hubo reproches desde "Cambia", pero sobre todo hubo consternación y preocupación entre todas las abejas que habían confiado en esta colmena renovadora. Algunas hablaban de irresponsabilidad y otras empleaban palabras más gruesas. Pero también hubo quien se alegró y empezó a frotarse las antenas, sobre todo en el "Panal de la Rosa", que iba a tener un aliado con el que no contaba. Ya "veían" el futuro de Burgocolmenas con el Burgomaestre de la "Rosa" y la Regidora de "Por el Burgo"… Pero esta crónica todavía no está escrita. ¿Logrará la nueva alianza hacerse con el Burgo o la población melífera premiará la coherencia de "Cambia" ¿Se aprovecharán de esa división los panales del "Ave" y del "Pomelo" para hacerse con Burgocolmenas No se pierdan el próximo episodio de este apasionante enredo que tendrá lugar el día 26 del mes de las flores.

Etiquetas