Opinión

Igual Dá, 500 exhibiciones de inteligencia

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 12/05/2019 A LAS 02:00

E N LA CELEBRACIÓN del número 500 de Igual Dá, el semanal dentro del diario dedicado al fascinante y plural mundo de las personas con discapacidad, emerge hoy una "incertidumbre" sobre el signo positivo o negativo del resultado de algunas de las acciones. A la querida y admirada redacción de este trabajo magistral y tenaz, les aseguramos desde esta tribuna, llamada a ser la más solemne en cualquier periódico, que no han de albergar inquietud alguna: sus observaciones, sus informaciones, sus reflexiones, sus reportajes y sus entrevistas han progresado no adecuada, sino sobresalientemente. Pero, en cualquier caso, la duda es una herramienta que nos permite mejorar, como han acreditado algunos de los más eximios pensadores de la historia. Borges aseguraba que es uno de los nombres de la inteligencia, y Francis Bacon la definía como la escuela de la verdad.

El oficio -que tal es- del periodismo consiste básicamente en contar al receptor lo que nos han relatado, lo que hemos captado con nuestros sentidos, lo que hemos indagado o cualquier contenido que proviene de la curiosidad y, a través de ella, del avizoramiento. Para informar, formar y entretener, hay que aplicarse en la voluntad de llegar hasta el fondo para entregar, a través del conocimiento, los elementos de juicio que permiten al lector, oyente o espectador configurar una opinión sólida, consistente. No hay que imponerla, sino fundamentarla. En los 500 números de Igual Dá, en esas 1.000 páginas de servicio a la sociedad y a la causa de la diversidad y la normalización, se ha recogido prácticamente un mundo de realidades, pensamientos, sensaciones, sentimientos, creencias y preguntas. Gracias a ellos, hoy todos estamos más preparados para asumir que la inteligencia es múltiple si llega acompañada de valores e ilusión. Gracias. Sois muy grandes.

Diario del AltoAragón

Etiquetas