Opinión

La cara es el espejo del alma

Por
  • PASCUAL ASCASO
OPINIÓNACTUALIZADA 13/05/2019 A LAS 02:00

Que la cara es el espejo del alma lo pudimos comprobar al conocerse los resultados de los últimos comicios de la política nacional. Unos, los del PSOE, con una sonrisa de oreja a oreja, otros, los del PP, con rictus serio y pensando desde ya, me supongo, en que van a hacer para poder remontar el vuelo que lastrado lo tienen. Y todo al comprobar que muy tocados han quedado tras las elecciones nacionales, cuando creyéndose vencedores han resultado estrepitosamente derrotados.

España ha cambiado de color de su piel de toro, tornando el azul por el rojo. La debacle del PP fue demasiada debacle y ahora tendrán que analizar el por qué de la derrota y como ponerle remedio a la situación crítica en la que han quedado. ¿Conseguirán levantar el vuelo Tendrán que darse prisa para cambiar la música que han venido interpretando si quieren que después del 28A puedan tener la cara menos triste y el ánimo más levantado. La próxima comprobación la tienen a la vuelta de la esquina con las autonómicas, locales y europeas De nada sirve que el centro derecha haya tenido más votos que la izquierda si ha conseguido menos escaños. Lo de divide y perderás se ha puesto de manifiesto en el resultado del centro derecha y en ello habrá que pensar muy mucho para tratar de enmendar el entuerto en un próximo futuro.

A Sánchez le ha salido el negocio redondo aunque ahora le venga lo de poner en solfa con quien forma gobierno para que la música esté a la altura de lo que España necesita. El primer paso lo ha conseguido y ahora esperamos que el andar posterior sea el correcto para que el país avance con buena zancada porque lo necesita. Tela que cortar no le falta. Esperemos que se haya dado con el sastre apropiado para confeccionar el traje adecuado. Solo el tiempo despejará la incógnita.

No tienen que doler prendas, porque de justicia es, felicitar a los ganadores y desearles, por el bien de todos, éxito en la gobernabilidad del país para que todo vaya viento en popa.

Etiquetas