Opinión

Leer para aprender

Por
  • TEÓFILO MARCO
OPINIÓNACTUALIZADA 21/06/2019 A LAS 02:00

Ha sido la Feria del Libro, más libros para aprender, tal como decía Giovanni Papini que de joven leía para aprender. Y mucho debió de leer ya que escribió muchas cosas interesantes.

Desde que existe el libro que, proviene del latín liber, término que hacia referencia a la parte interior de la corteza de los árboles que servía para escribir, según Plinio el Viejo, de uso más antiguo que el papiro, pues, cuanto se ha prendido leyendo.

Cerca de mi casa tiene la suya un buen amigo mío, M. Fernández, yo aragonés y el un buen navarrico, y tiene muchos libros en su casa; es que al decir del libro de las Mil noches y una Noche: "Un armario de libros es el más hermoso de los jardines. Y un paseo por sus estantes es el más dulce y el más encantador de los paseos." Mi amigo también tiene pegada a su casa huerta, y con sus libros y sus muchos amigos que tiene, y hasta un par de gatos, bien puede decir tal como una canción popular de León ¡Qué quiero más! Y nombro esta canción porque hace años un servidor y otras personas de Graus, decidimos formar la actual Coral de Graus. Yo me encargué de buscar un director para ello, y lo conseguí: fue D. Ángel Plácido González, capellán castrense entonces del cuartel de Barbastro. Hoy la Coral Villa de Graus tiene de directora a una joven grausina, Noelia Torres. Y una de las primeras canciones que D. Ángel Plácido nos enseñó y cantamos en algún recital era una de su tierra, de León, y si mal no recuerdo es así: A lado de mi cabaña tengo una huerta y un madroñal. Apenas sale la aurora a la montaña pienso en llegar. Con mi cabaña, la huerta y mis madroños ¡Qué quiero más! ¡Si! Porque todo esto, más los libros y los amigos y algún animal de compañía, al decir de un poeta es: "Fuerza, es valor, es poder, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor".

Etiquetas