Opinión

Casa Escario

Por
  • JOAQUÍN BORRUEL
OPINIÓNACTUALIZADA 22/08/2019 A LAS 02:00

La vieja casa Escario de la Almunia del Romeral fue vendida hace poco más de un año.

El nuevo propietario terminó de derribar la parte que quedaba de ella.

A parte de las esquinas y arcos de piedra, el resto era de tapial y alguna pared, me atrevería a decir, de piedra seca.

La fachada principal estaba rebozada y encalada, lo mismo que su interior estaba rebozado de yeso, incluso el suelo era de un yeso brillante.

María Albero Luis y su esposo, Francisco Buil Calvo, de San Román de Panzano, desde el cielo miran con tristeza el solar de lo que fue su casa.

El que suscribe, descendiente directo de Francisco y María, no conforme con la desaparición de esta casa, que también era suya, ha donado a la parroquia una talla policromada y sedente de una Virgen con niño, la Virgen de casa Escario, para perpetuar la memoria de la casa de sus abuelos.

Etiquetas