Opinión

Puede ser por orgullo

Por
  • TEÓFILO MARCO ESTELLA
OPINIÓNACTUALIZADA 25/08/2019 A LAS 02:00

El Gobierno que por fin tengamos, es de desear que, en los asuntos que tenga que hacer por el progreso de España, sea tan eficaz como el Gobierno japonés en el asunto de los Juegos Olímpicos de 2020. Ya están construidas casi todas las instalaciones para dichos juegos. Japón aspira a deslumbrar al mundo con la tecnología del futuro.

Y un asunto que tiene que hacer el Gobierno español es, prevenir y eliminar la violencia machista, que no para de producirse. Asunto nada fácil; pues si hay en el desierto de Namib una planta que puede llegar a vivir más de 1.500 años, se trata de la Welwitschia Mirabilis, la maldad por los vicios capitales del ser humano, viven y mueren con el hombre. La dicha planta del desierto se hidrata aprovechando el rocío nocturno y la neblina por medio de sus dos únicas hojas. Y la violencia machista se alimenta y crece, digo yo, que puede ser por el orgullo.

El orgulloso piensa que solo vale lo que él opina y lo que él quiere, y lo que él decide es lo bueno. Esto es soberbia, tal como la de Adán que quiso ser como Dios, y así no estar sujeto a nada ni a nadie. A estos hombres es aplicable el dicho de Calderón de la Barca, en La vida es Sueño: "Nada me parece justo en siendo contra mi gusto." En el hombre que ejerce la violencia machista puede ser por su mucho orgullo, que es una supervaloración de si mismo con desprecio de los demás y el afán de dominio. Por eso es cierto que el orgullo es el más fatal de los consejeros humanos.

Etiquetas