Opinión

Obra maestra

Por
  • TEÓFILO MARCO ESTELLA
OPINIÓNACTUALIZADA 16/09/2019 A LAS 02:00

Dicen que, el hombre sufre de un modo diferente a los animales y sufre más que ellos. El hombre aumenta sus sufrimientos por la imaginación, los agranda por el miedo, los azuza por sus reflexiones pesimistas. Únicamente el hombre es atormentado por las enfermedades nerviosas.

Escuchando y viendo lo que hacen los políticos y los que gobiernan el país, a más de una persona le ponen nerviosa. Más de un ciudadano jubilado pensando en qué harán con su pensión, y los que se tienen que jubilar, les castañetean los dientes o les tiemblan las piernas. Cuando los políticos, todos se pongan de acuerdo y logren una pensión digna para todas las personas jubiladas, y no los pocos euros que algunos reciben, habrán hecho una obra maestra.

La Piedad del Vaticano obra maestra de Miguel Ángel, al inaugurarse la escultura sorprendió la eterna juventud que presentaba la Virgen. El maestro explicó así el porqué: "Las personas enamoradas de Dios no envejecen nunca. La Madre tenía que ser joven, más que el Hijo, para demostrarse eternamente Virgen; mientras que el Hijo, incorporado a nuestra naturaleza humana, debía aparecer como otro hombre cualquiera en sus despojos mortales".

Otro debate que suscitó la bellísima obra fue su autoría. Miguel Ángel tenía solo 24 años cuando la talló, y resultaba increíble que un artista tan joven pudiese realizar semejante obra de absoluta perfección. Para que no hubiese duda de su autoría, el artista talló en la cinta que sostiene el manto de la Virgen la inscripción "Michael A(n)gelvs Bonarotvs Florent (invs) Faciebat". Es decir: "Miguel Ángel Buonaroti, el florentino, la hizo". Es la única obra que firmó.

Etiquetas