Opinión

El pacto sagrado de la atención

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 07/12/2019 A LAS 01:00

El acto de abrir un libro implica asumir el pacto sagrado de la atención. Esta cita es del pregón, espléndido, de Javier Sierra ayer en la inauguración de la Feria del Libro Aragonés de Monzón. El Planeta 2017, que arraigó su discurso en el castillo de los tiempos del niño rey, enlazó el medievo con la actualidad a través de la convicción de que la llave que garantiza el acceso al conocimiento es la lectura. En toda su integridad y dimensión, sin atajos, prisas ni la confusión a la que conduce la superficialidad. Tras expresar la inquietud que debiera asaltar nuestro castillo de incoherencias, el escritor turolense colocó el fuego invisible de la realidad en la llaga que asuela una suerte de cretinismo colectivo que reposa nuestra pereza en la falsedad de que las máquinas asistirán cualesquiera ignorancias que cosechemos por la siembra de nuestra inconsciencia. Nuestra irresponsabilidad intransferible. Aún estamos a tiempo de elegir.

El literato y periodista propuso las condiciones del pacto: desconectar los móviles, huir de las pantallas, buscar un espacio apacible -el Paseo de las Letras ayer abierto-, abrir los ojos de cuerpo y mente, y guiarse en todo este proceso con la serenidad. Y entonces alcanzaremos la magia que las creaciones de los grandes maestros de las letras que en la máquina del tiempo han sido, son y serán, de la mano de ellos, de los editores, de los libreros, de los bibliotecarios, de las imprentas, de los distribuidores y de las administraciones. Todos empujando este carro tranquilo y de paso firme en la misma dirección. La que nos hará progresar por el compromiso sagrado del crecimiento de nuestras convicciones, de nuestros saberes y de nuestros amores por la belleza, por la curiosidad y por la vida. Un encuentro en la Feria para reconocer a los serenos del espíritu lector.

Etiquetas