Opinión

La agricultura en el centro de la sostenibilidad

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 18/12/2019 A LAS 01:00

La Jornada Institucional de la Comunidad General de Regantes del Canal de Aragón y Cataluña contribuyó a establecer la relación entre la agricultura y el cambio climático, expresando la trascendencia del agua como una cuestión de Estado que demanda la acción pública por su imprescindible contribución a efectos benéficos a los que no podemos renunciar: por un lado, para la producción de alimentos que habrá de aumentar por el crecimiento hasta esos nueve mil millones de habitantes en el planeta; por otro, por su rol fundamental para la conservación medioambiental, y, finalmente, por el servicio que proporciona para preservar la forma de vida del medio rural.

En las sesiones en Binéfar, en las que se expresó el compromiso de ida y vuelta con el regadío tanto a través de la modernización de sus infraestructuras como de las prácticas más equilibradas, el sector primario y su transformación quedaron expresamente en el centro de la economía y la sociedad de una provincia como la de Huesca y Aragón. La innovación ha de ser el vector que incorporará la calidad a la investigación, sustentada en las certezas de la ciencia más que en doctrinarismos superficiales. Consolidados los criterios de salubridad, sostenibilidad y excelencia, el pensamiento será más verde que ocre porque es tiempo de actuar –como preconizaba el epígrafe de la última Cumbre Climática- en local y en global, con grandeza de miras, aprovechamiento de todos los recursos, impulso de las energías renovables y una racionalización que favorecerá una cuenta de resultados ambiental que gane terreno para el planeta de forma compatible con el progreso de las personas. Sendas que han de confluir para un futuro mejor.

Etiquetas