Opinión

Salud y poca humanidad

Por
  • JOSÉ CARLOS FLETA FAUQUER
OPINIÓNACTUALIZADA 30/01/2020 A LAS 01:00

Hasta ahora no había hecho nunca ninguna reclamación a la Sanidad aragonesa y hace un año me vi obligado a presentar dos quejas por la atención sanitaria recibida por dos familiares. Podemos aguantar recortes y errores humanos. Pero lo que no se puede soportar son la desidia, la prepotencia y la falta de humanidad.

Dejadez por parte del Centro de Salud de Albalate de Cinca, o mejor dicho, dejadez de las profesionales que se encontraban allí en el servicio de Urgencias el último día de septiembre y los primeros días de octubre de 2018. No se dignaron en acudir a las llamadas que las requerían para acudir al domicilio y se limitaron a recetar un paracetamol por teléfono.

Si esto es lamentable, más lamentable aún es la respuesta por parte del gerente del sector del Salud de Barbastro, pues según él no es necesario acudir a los domicilios si la valoración de los profesionales así lo aconseja. Una valoración, por cierto, a distancia, ahora ya no solo hay educación a distancia, sino también, según ellos, sanidad a distancia. Y como la valoración fue a distancia, así salió todo. Peor imposible.

Tampoco en el Hospital de Barbastro fueron capaces de apreciar nada en Urgencias. No me extraña, dadas las prisas que tienen.

Para colmo cuando decidieron volver a enviarla al Hospital de Barbastro, lo hicieron en una ambulancia que no era la adecuada, así que fue un traslado caótico que tuvo un desenlace desastroso.

Y ahí no acabó todo, tuve que aguantar la prepotencia de un médico del Área de Hospitalización del Centro de Salud de Fraga pues tuve un familiar ingresado allí. Me parece que los usuarios del Salud en Aragón no nos merecemos este trato. Pues más que un trato a ciudadanos, parece un trato dado a súbditos del Gobierno de Aragón. Y lo peor es que sus superiores lo toleran y consienten, ya que me constan muchas quejas referidas a ese profesional.

Ni son satisfactorias las respuestas del Gerente del Sector de Barbastro, ni del Jefe de Servicio ni las del Subdirector Médico de Atención Primaria Sector Barbastro. Solamente demuestra humanidad en su respuesta la enfermera supervisora de la planta de Cirugía del Hospital de Barbastro. Del Área de Hospitalización del Centro de Salud de Fraga ya no esperaba nada.

Así que después de las respuestas a las quejas, solo me queda tristeza, mucha tristeza.

Etiquetas