Opinión

El agua en el centro del debate

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 02/02/2020 A LAS 01:00

EL PRESIDENTE de Aragón, Javier Lambán, adelantó ayer la convocatoria de una mesa de diálogo para un nuevo acuerdo sobre el agua, como por otra parte figura dentro de las 132 medidas acordadas por el ejecutivo cuatropartito. Bien es cierto que, unos cuantos lustros después del Pacto del Agua, el marco general y el particular aragonés es tan diferente que hay que incorporar nuevas magnitudes y condiciones sin renunciar por ello a muchos de los planteamientos que contemplaba el histórico documento. Hoy, es una cuestión indisoluble de la estrategia contra el cambio climático y su voluntad de incorporar con diligencia la acción a la reflexión, por lo que este recurso tan importante para la vida y para el desarrollo ha de ser utilizado con equilibrio y eficiencia porque, de lo contrario, estaremos perdiendo jirones de capacidad competitiva no sólo en lo económico, sino también en lo social.

Dentro de la nueva mesa o cualquiera que sea el nombre del organismo, un principio irrenunciable es la solución de los problemas que azotan a las comarcas y los pueblos de donde mana y por donde transcurre el agua, para acabar con ese contrasentido de dotar a otros territorios mientras sufren periodos de complejidad en el suministro, con lo que supone para la rutina y también para las posibilidades de progreso, que también pasan por restituciones y otras fórmulas justas y razonables. A partir de ahí, es imprescindible facilitar su utilización a quienes lo precisan para entregarse a la admirable labor de producir alimentos para el entorno y para la humanidad en términos globales. Mentalidad estratégica, apertura de mentes y justicia. Son tres de los grandes pilares en la política en torno a los ríos, los embalses, las infraestructuras y los servicios.

Etiquetas