Opinión

El coronavirus

Por
  • FRANCISCO FARRÉ BELLOSTA
OPINIÓNACTUALIZADA 14/04/2020 A LAS 02:00

Un virus que nos puede afectar a muchos.

En el momento presente debido a su gran efecto de mortalidad y la gran capacidad de propagación, se ha convertido en pandemia rápidamente.

Ya hace varios años atrás que vaticinaba, que podría haber un virus que no se pudiera combatir, el ser humano podría morir sin ningún medio a su alcance. En el texto que acompañaba a mi manifiesto, ya hace muchos años, en los medios de comunicación a nivel provincial y local decía lo siguiente: "Los fatales desenlaces tal vez no se hagan esperar". En el momento presente parece que se van cumpliendo. También otros de peor calado que pasan por mi mente de los cuales no quiero enumerar.

Los daños colaterales que se pueden producir en cadena serán incalculables, puesto que es una crisis sanitaria, social y económica.

Toda persona humana debe de disponer de unos ingresos para sufragar unos gastos, cuando no se dispone de este bien metal, los problemas surgen en cadena, tales como el endeudamiento, el trabajo, los problemas sociales, mentales, etcétera.

Algunos de los cuales son de difícil solución.

Quiero rememorar la opinión que nos transmitía mi abuela a toda la familia, la cual decía: "La casa que está endeudada, mientras no se limpie de la deuda, mal lo va a pasar". Con el transcurso de los años, puedo contemplar, como es así. Por desgracia el actual modernismo difiere esencialmente de su teoría.

Ante esta adversidad debemos estar dispuestos a trabajar todos juntos con cabeza, corazón y coraje que son las tres ces que conforman estas tres definiciones.

A mí me gustaría saber el origen y la causa de la propagación de este virus, si ha sido intencionado, así como si tuviera algo que ver con la gran contaminación existente en todo el mundo y también el responsabilizar a alguien si se pudiera demostrar.

En España estamos a la cabeza de la ciencia y la sapiencia sanitaria de todo el mundo.

Confiamos en nuestro conjunto sanitario, agradezcamos su trabajo y su valor, lo mismo que al conjunto de las fuerzas armadas, donde todos en su conjunto, se están dejando la piel. Y también pongámonos todos a trabajar codo con codo para que este virus desaparezca.

Y ya para finalizar quiero poner de manifiesto uno de los párrafos que dedicaba a los españoles en la letra del himno nacional que envié, decía: Eres la Madre, / en qui-en confiar, / no dejemos que enfermes, / ni te pongas mal.

Parece ser que mis deseos, no se llevan a cabo.

Con mis mayores deseos de que todo esto se resuelva rápido y bien y no quede ningún resquicio de la propagación de este virus, me despido con un saludo muy cordial.

Etiquetas