Opinión

Tolerancia cero

Por
  • FRANCISCO FARRÉ BELLOSTA
OPINIÓNACTUALIZADA 15/05/2020 A LAS 02:00

No se puede tolerar de que haya unos mandatarios de un país, que paralicen todo este, obligando a una serie de problemas que surgen en cadena, privando de libertad, e incluso sancionar a las personas que incumplen su mandato, también preguntando, ¿A dónde vas, de dónde vienes, a que has ido Que en el siglo XXI que actualmente estamos son verdaderamente inaceptables estos despropósitos.

Jamás en todo el mundo, ha habido ninguna pandemia que obligara a lo anteriormente dicho y algunas con mayor cantidad de fallecidos que la actual.

Lo que algunos miembros del Gobierno, hoy dicen, digo, mañana dicen Diego, se aprecian una gran cantidad de discordancias inadmisibles.

Por lo cual yo creo que hay que seguir trabajando, en todos los ámbitos, para obtener unos beneficios y sufragar unos gastos, de lo contrario, estamos todos destinados a la banca rota.

Yo preguntaría al Gobierno; ¿Tiene potestad para privarme de mi libertad, sin culpa ninguna Porque el causante de mi parte de ingresos y problemas que pudieran surgir es responsabilidad de alguien, que debe de sufragar todos los gastos que esto conlleva, ya que el que manda paga.

Hace ya un tiempo atrás, le pregunte a un Diputado que está en el Congreso: ¿Vosotros que vais al Congreso, cuando un tema no interesa, se pega un puñetazo encima del escaño y se dice: "Yo por aquí, no paso", la respuesta fue sorprendente, pues yo creo que todos están por la misma labor, no quiero comentario alguno.

La labor de los sanitarios se puede valorar como, "oro legitimo ante tanta bastarda aleación, la cual debe elevarse a la décima potencia, pues se están dejando la piel, ¡Chapó! Se aprecian algunas lagunas en las decisiones que se están llevando a cabo, parece ser que se intentó poner medios, tarde y mal. Algunas personas me comentan: Que se está haciendo el ridículo y que nos están tratando como a conejillos de indias.

Hay que abastecer a los sanitarios, todo el material que necesiten, y si hace falta se endeuda uno hasta la camisa, puesto que están en primera línea de contagio.

Falta dignidad, hombría, pues lejos de omitirse opinión mesurada, todo el mundo quiere prospere su tesis, situación en profunda quiebra.

También me gustaría saber, ¿Si tengo una segunda residencia y no tengo acceso a ella porque estoy preso de libertad y tengo una avería en mi propiedad, ¿Quién me paga los daños que puedan ocasionarse Alguien tendrá que ser responsable.

Esperemos que no se produzca un nuevo rebrote, porque si esto sucede, nos iremos todos a la banca rota, la gente se echará a la calle y veremos lo que pasa. Deseo que no pase lo que yo pienso durante muchos años atrás de mayor calado.

Sean mis últimos deseos de, salud, paz y amor en todo el mundo.

Reciban un saludo muy cordial.

Etiquetas