Opinión

Gran labor

Por
  • TEÓFILO MARCO
OPINIÓNACTUALIZADA 22/06/2020 A LAS 02:00

Fray Junípero, franciscano, (1713-1784) y diecinueve compañeros más, después de una travesía de tres meses vislumbran en el horizonte Vera Cruz, donde desembarcaron al día siguiente, año 1749.

Su primer destino como misionero fue la zona de los indígenas Panes, en la que permanecerá 9 años, enseñándoles los rudimentos de la agricultura, la ganadería, a hilar y tejer, además de trasmitirles su fe católica.

En 1767 continúa su labor misionera en California, empezando por Loreto, la primera misión que allí fundaron los franciscanos. Utiliza el mismo método, fundó en 15 años otras nueves misiones, que fueron el embrión de futuras ciudades, como San Francisco, Los Angeles, San Diego, Monterrey… Sus misiones acogieron a miles de indios, gran labor la de fray Junípero por el prójimo. Por eso es el único español que tiene una estatua en el National Statuary Hall del Capitolio, en el que están representados los personajes ilustres de Estados Unidos.

Opino que, para que siga habiendo personas con la fe católica, y se haga una gran labor en pro de las personas que lo necesiten (hay otras muchas que también hacen gran labor por el prójimo) pues, que nadie impida la enseñanza de la religión en la escuela pública o privada. Hoy en día los misioneros continúan en varios países esa gran labor gastando su vida por los demás y algunos hasta muriendo por ello. Es que, el que cree en Cristo y le es fiel, aporta mucho bien a la sociedad.

Etiquetas