Opinión

Agradecimiento laurentino de los Danzantes

Por
  • AGRUPACIÓN DE DANZANTES DE HUESCA
OPINIÓNACTUALIZADA 03/09/2020 A LAS 02:00

Este año, hemos vivido un San Lorenzo único y excepcional, sin Fiesta en la calle, sin Mairalesas, sin jotas, sin la alegría de las Peñas, sin los sonidos de las charangas y sin la música de nuestra querida Banda. Un San Lorenzo, en el que los Danzantes no han podido danzar ni honrar al patrón de todos los oscenses, ni tampoco llenar de alegría, emoción y recuerdos las calles de Huesca. Ha sido un San Lorenzo, responsable y cívico, en el que tanto los Danzantes, como el resto de sectores implicados en la Fiesta, asumieron que la salud era el objetivo prioritario y, entendieron que la suspensión de las Fiestas, aunque triste, era la decisión más razonable.

Esto, sin embargo, no ha sido un impedimento para que San Lorenzo y su espíritu laurentino haya estado presente en Huesca y dentro de cada corazón oscense. Pequeños grupos y familias no han querido renunciar al sentimiento laurentino, han vestido de blanco y verde, y no ha faltado la pañoleta ni la albahaca. Han querido que San Lorenzo estuviera, de alguna manera, presente en las calles oscenses. Como ejemplos, esa parrilla dibujada con plantas de albahaca que colocaron los vecinos en la plaza de Jara, o esos pequeños ramos de albahaca y claveles, adornados con el palo de las cintas, que depositaron familiares de Pepito Martínez (antiguo danzante y portador del palo de las cintas) en cada una de las 25 placas de bronce que señalizan el espacio del dance. Fue una forma bonita y emotiva de honrar a nuestro Patrón y hacer que los Danzantes estuvieran presentes, de una forma simbólica, en la mañana de San Lorenzo.

Sirvan estas líneas para mostrar nuestro más profundo y laurentino agradecimiento por estas y otras muestras de apoyo y cariño que ha recibido la Agrupación de Danzantes este San Lorenzo. Además, queremos transmitir un mensaje de ánimo al resto de los sectores afectados por la suspensión de las fiestas y, sobre todo, a todas a aquellas personas y familias que se están viendo afectadas de forma directa o indirecta por esta crisis socio-sanitaria. Huesca, mas pronto que tarde, pero sobre todo con mucha salud, volverá a disfrutar de las Fiestas de San Lorenzo y a bailar junto a sus Danzantes. ¡Viva San Lorenzo!

Etiquetas