Opinión

Carmelo Luna

Por
  • JOSÉ LUIS LÓPEZ GARCÉS
OPINIÓNACTUALIZADA 06/09/2020 A LAS 02:00

Carmelo Luna Carmelo Luna era la persona que todos elegiríamos siempre como amigo y una de mis referencias en muchos aspectos de la vida.

Empresarialmente, auténtico emprendedor, honesto, tenaz, inasequible al desaliento, poniendo gran pasión en todas las variadas actividades que emprendió con gran visión de futuro.

Socialmente, muy versátil, su gran afición a los toros que en su juventud practico, y que luego inculcó a sus cuatro hijos hasta ver a sus hijos Tomás y Diego como los primeros toreros de nuestra ciudad. Amigo de sus amigos, con su gran bonhomía y fuerte personalidad.

Junto a su mujer, crearon una familia modélica por su unidad, que ahora Maribel (a la que las circunstancias le han impedido estar a su lado), seguro que se ocupará de mantener para orgullo y memoria de su marido.

Me deja un gran vacío, echaré ya siempre de menos las charradas que, mesa de por medio, teníamos.

Adiós, querido amigo.

Etiquetas