Opinión

Borrón y cuenta nueva

Por
  • PASCUAL ASCASO
OPINIÓNACTUALIZADA 13/12/2020 A LAS 01:00

De nuevo hay que hablar de la injusticia que se avecina por parte de la administración. En esta ocasión es la que va ha afectar, si alguien no lo remedia, a muchos de los miles de funcionarios públicos que están en situación de internos en todos los ámbitos públicos hace muchos años y que les van a obligar a presentarse a las oposiciones libres correspondientes que convocarán, para tratar de dar estabilidad en el empleo a los que no lo tienen en el sector funcionarial. Como anillo al dedo va en este caso lo de "lo van a pagar justos por pecadores", sean del color que sean quienes gobiernen y lleven a efecto esta medida, cortando por lo sano, sin tener en cuenta determinadas consideraciones para los casos más sangrantes.

Año tras año a los funcionarios interinos les han ido renovando esa interinidad y son muchos los que con cincuenta y más años de edad, han acumulado veinte y más años trabajando siempre como interinos, han formado una familia con las cargas que esta conlleva y ahora se pueden ver en la calle si no sacan plaza en unas oposiciones libres más que competitivas. Cierto es que tienen una práctica y una experiencia más que sobrada en el trabajo que han venido desempeñando, pero esto les va a servir de muy poco porque les va a faltar, a su edad, el hábito al estudio necesario e imprescindible para poder competir con quienes sí lo poseen y tienen como profesión la de opositor, al no trabajar.

No me digan que no va a ser para muchos esta situación tremenda, y todo por culpa de no convocar oposiciones las administraciones correspondientes en tiempo y forma como era su obligación. El caramelo ofrecido año tras año se les va a convertir, a muchos, en la píldora con sabor amargo. Si no es esto pagarlo justos por pecadores, ¿qué lo será Si para ser político fuese obligatorio tener una preparación intelectual adecuada reconocida y una personalidad intachable, otro gallo nos cantaría, pero como esto no es así, así nos va.

Es lamentable que estas injustas situaciones, que me supongo que se van a producir, sean provocadas por la inconsciencia de las propias administraciones, haciendo borrón y cuenta nueva, importándoles un comino el daño que puedan ocasionar a los afectados.

Etiquetas