Opinión

Saber jugar, saber vivir

Por
  • JOSÉ SÁ
OPINIÓNACTUALIZADA 18/12/2020 A LAS 01:00

Difícil en estos momentos. La vida es una sucesión de lecciones que deben ser vividas para poder comprenderlas. Alguien decía, ¿verdad que no es pecado estar vivo y alegre Pues vamos a empezar por estar alegres y nos preguntamos, es que la pandemia nos está cambiando el modo de vida, estamos perdiendo todo aquello que hace cuatro días nos hacía reír, reíamos y cantábamos hacíamos planes, éramos jóvenes y se mentía… menos, compartíamos más, nos necesitábamos más, había diferencias pero cuando se empezó a trabajar y se empezó a ganar dinero ya no faltaba pan blanco o negro, yo recuerdo ir con la bicicleta a por un pan a Alcalá del Obispo de donde era mi madre, se lo guardaba la panadera del pueblo y eran amigas. Esta mujer se había quedado ciega y por la voz me conocía, a la vuelta el pan lo ponía en un saco con hierba por miedo que en el camino me la quitaran lo gendarmes. No me diga usted que no es uno de los mil episodios del momento, recuerdo cuando jugaban al fútbol en Loporzano y otros pueblos venían en bicicleta jugadores de Huesca, los invitaban a meriendas con pan blanco y chullas de magro; para mí estos recuerdos no me hacen sufrir más bien felicidad. Hoy a los 86 años Dios me da salud y amigos para dialogar y compartir. Creo que podemos estar satisfechos que con los 65 años de trabajo y 21 años recorriendo montañas y pueblos de la provincia, a Santiago de Compostela dos veces y voluntariado en centros varios. La fe es un regalo del espíritu que permite al alma permanecer atada a su propio desarrollo. Ahora la situación actual del pequeño comercio se está preparando porque es necesario estar al día, hoy los jóvenes no se deben conformar con haber estudiado, siempre hay trabajos que tienen que inventar, no esperar que te vayan a buscar a casa. Hay un libro (El juego de la vida) vale la pena comprarlo, tiene fácil lectura y es muy real. Un buen regalo de Reyes. Hacer caso, escuchar a los mayores.

Etiquetas