Opinión

Una vacuna emocional

Por
  • CARLOS HUE GARCÍA
OPINIÓNACTUALIZADA 08/01/2021 A LAS 01:00

¿La vacuna contra la Covid-18 nos va a resolver nuestros problemas con la pandemia Es curioso pensar, cómo a finales de 2019 pedíamos al nuevo año que nos fuera mejor que el anterior porque aquél no nos gustaba del todo. Doce meses después nos daríamos con un canto en los dientes si pudiéramos reeditar las campanadas de 2020. La pandemia ha trastocado nuestras vidas, sobre todo, ha trastocado nuestro orgullo de seres humanos. Ahora ya tenemos hasta tres vacunas, la de Pfizer, la de Moderna y la de Oxford. Pero, ¿van a resolver nuestros problemas Creo que una vacuna física no va a resolver nuestras dificultades para ser felices si no la acompañamos de una vacuna emocional. Y, ¿en qué consiste Nos decía Mahatma Gandhi que el dolor no se puede eliminar, pero sí el sufrimiento. La vacuna emocional, en psicología, se corresponde con la resiliencia. La resiliencia es una propiedad de la física por la que determinadas materias como la goma, sometidas a un proceso de alta presión, vuelven a su estado anterior. Ese concepto ha sido apropiado por la psicología y consiste, como nos dice Boris Cirulnik, psiquiatra superviviente de los campos de concentración, en la capacidad de las personas de recuperar la situación anterior a una presión emocional negativa muy fuerte, como pueda ser la pandemia. Y para ello, la psicología positiva nos propone tres estados progresivos: primero, resignación; segundo, aceptación y finalmente, construcción de un nuevo proyecto de vida optimista. Pues, de nada nos va a servir una vacuna física si no viene acompañada de la aceptación de la realidad y de cambiar nuestros planteamientos para proponernos hacer una vida con sentido. Feliz año 2021 con mucha aceptación y nuevo sentido.

Etiquetas