Opinión

Respuestas a una emergencia

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 14/01/2021 A LAS 01:00

La reunión del presidente del Gobierno de Aragón con los representantes políticos y empresariales de los territorios que son destino turístico de nieve arrojó resultados que, como dijo el propio Lambán, difícilmente satisfarán a todos pero que representan un avance en las medidas para responder a una crisis que, por su profundidad, se convierte en un estado de emergencia para estas comarcas. En primera línea de decisiones, el plan de empleo para los empleados de las estaciones de esquí que han visto mermados sus ingresos por la imposibilidad de la apertura de estos centros. Para su financiación, contribuirán el Gobierno de Aragón y la administración local representada por las respectivas diputaciones, comarcas y ayuntamientos. En otra vía, la del estímulo del consumo, el ejecutivo adelantó la bonificación de un 50 % de los forfaits a aquellos visitantes que acudan a esquiar y pernocten al menos una noche en la zona.

Previamente a este encuentro, una caravana de vehículos a favor del sector de la nieve recorrió parte de la provincia con doscientos empresarios, autónomos y trabajadores. Entre ellos, con seguridad , se cierne la amenaza de una situación difícilmente sostenible que afecta no sólo a las estructuras laborales de las estaciones sino a los hosteleros, comerciantes y servicios diversos que quedan muy tocados por la imposibilidad de abrir las instalaciones para la práctica del esquí y por el resto de restricciones que, con buen criterio, el Gobierno puso todavía en el alambre de la indecisión ante la evolución de la pandemia.

Las medidas asumidas -y que pagará- el Gobierno resarcen de las pérdidas que están acumulando los valles y las provincias de Huesca y Teruel, pero nos tememos que, por la profundidad de la recesión, serán seguidas por un rosario de nuevas decisiones. Es vital.

Etiquetas