Opinión

No me dice el gobierno lo que tengo que hacer

Por
  • ARTURO MORÁN DE LA CALLE
OPINIÓNACTUALIZADA 22/01/2021 A LAS 01:00

11MESES ya. 11 meses de reglas; 11 meses de comparecencias; 11 meses de corre, corre pon la 1, la 3 o la 10 que va a hablar Simón, Illa o el Rey. 11 meses de curvas que escalan y descienden abismos o derrapan estepas; 11 meses de palabras, de ruido, de fechas, de lágrimas, de adioses, de comienzos y finales. 11 meses en los que las promesas se han decolorado, en que las ilusiones se han deshinchado y en los que la partida se nos ha atorado. No hay siguiente nivel, parece, quisiera… Pero día a día el mismo resultado insaciable de gentes que dejan nuestro compartir como monedas que pagan nuestro seguir. Eran mayores, tenían esto, tenían lo otro, no hay que parar… Todo, mientras plomiza continúa la ventisca embravecida de ataúdes que no cesa de acumular, restar… Y ya vale. No me digas más lo que tengo que hacer porque no va a ser así. ¿Hasta seis dentro de los bares Hace ya once meses que no piso uno. ¿Qué seamos ocho en Navidad No hemos sido más que los mismo cuatro que llevamos once meses siendo. ¿Restricción a la movilidad Pero si mi cabeza hace once meses que no piensa en cruzar frontera… ¿Toque de queda a las 24, 23, 20 horas Si no salgo más que para trabajar y comprar desde hace once meses.

¿Y llegado a este punto tu me dices esto "Se recomendara lo que se recomendara, esto iba a pasar" No, a mi no me dice ningún Gobierno lo que tengo que hacer porque ya decido yo de antemano. Y no me ahoga usar la mascarilla 10 horas al día, y no soy menos por mantener la nariz tapada porque "creo" en los aerosoles, y no voy a buscar la manera de bordear la norma porque total "yo no tengo fiebre", y no dejo de pensar que la victoria de esta batalla está en cuidar a los que me rodean, y no soy más que un animal más de este mundo, alejado de los que realmente están luchando por todo esto.

11 meses ya, de ese día en que empecé a descubrir que no por ser mayor u ocupar un lugar se habla con la razón. Ni por ser joven y nadie, se ha de escuchar, callar y acatar.

Etiquetas