Opinión

Un país de república bananera en el aspecto político

Por
  • PASCUAL ASCASO
OPINIÓNACTUALIZADA 14/02/2021 A LAS 01:00

Me pregunto que quiénes son más irresponsables. ¿Los que lo son porque sí o los que permiten a éstos que lo sean Yo lo tengo claro, los segundos por proteger a los indecentes en perjuicio de los inocentes.

Los contagios aumentan tanto como nosotros queremos por la falta de responsabilidad de los ciudadanos que prefieren un jolgorio desenfrenado, en vez de cumplir las normas establecidas a sabiendas de que van a ser muchos a los que van a contagiar, llevándose por delante, a unos al confinamiento, a otros al hospital, a algunos a la UCI y a bastantes a la tumba. ¿No se puede pasar de la fiesta dejándola para otra ocasión, evitando así que ellos mismos u otros se tengan que ver abocados a males muy graves Yo tengo claro que el más irresponsable es el propio gobierno que los descerebrados. ¿Dónde están las multas que dijo impondría, hasta 600.000 euros, que hicieron temblar al más valiente y que ahora han quedado convertidas en caldo de borrajas Lo que se "decretiza" se cumple y si no, no se decreta. Si se es responsable hay que hacer cumplir la norma, porque si no pasan a ser partícipes de lo que no se puede hacer y esto es el colmo. Desvergonzados son los que hacen lo que no se debe hacer, pero más desvergonzados son los que permiten que se haga, habiendo ordenado antes, ellos mismos, lo contrario.

Por otro lado están aquellos que dicen e incitan, incluso a través de los medios de comunicación, que no se van a vacunar porque es libre hacerlo o no, importándoles un bledo que ellos contagien a los demás y sin tener en cuenta que la libertad de uno termina donde comienza la del otro. Bueno será pues que se lleve un registro de los que se niegan a vacunarse, para saber que si su negligencia daña a otro pague por ello, como ocurre, por ejemplo, con el conductor ebrio que atropella a alguien. Ellos con su vida que hagan lo que quieran pero sin que lo paguen terceras personas. Así que quien pase la línea roja establecida porque le da la gana, palo y tente tieso. No puede ser que lo paguen justos por pecadores.

Así que, reitero, muy irresponsables son los que hacen lo que no está permitido, pero mucho más los son aquellos que lo permiten, convirtiéndose en cómplices de los hechos intolerables.

Etiquetas