Opinión

TRIBUNA ALTOARAGONESA

Aragonesismo del PAR

Por
  • Jesús Guerrero
OPINIÓNACTUALIZADA 29/04/2021 A LAS 00:05
Jesús Guerrero, PAR
Jesús Guerrero, portavoz del PAR.
D.A.

Recientemente hemos celebrado la festividad de San Jorge, Día de Aragón, embutidos en la larga y dura pandemia que nos afecta, pero con las mismas ganas de reivindicación; de pedir y apostar por el máximo desarrollo del Estatuto de Autonomía.

Con más de 1.000 años de historia e identidad política hemos de ser conscientes de la necesidad de la defensa de lo nuestro, de nuestras señas de identidad, de nuestros derechos históricos. El aragonesismo necesita fortalecerse, ser sentido y apoyado. Desde el PAR reclamamos mayor fuerza y protagonismo de Aragón en el conjunto del Estado y un trato justo. No queremos ser más que nadie pero tampoco menos.

El Partido Aragonés nunca renunciará a que el artículo 108 del Estatuto de Autonomía de Aragón pase a plasmarse en acuerdo bilateral e incluya partidas para mejorar las infraestructuras, atender mejor a nuestra población y garantizar la suficiencia financiera de las entidades locales aragonesas. Llegado el momento será necesario mantener la tensión en la negociación con el Estado para que se aplique el 108, un acuerdo bilateral al igual que sucede con el País Vasco y Canarias donde se tienen en cuenta sus peculiaridades tanto del régimen foral como de la insularidad. Y más necesario que nunca es, que Aragón haga valer la realidad de su territorio para que se comprendan y acepten las peculiaridades que tenemos y el agravio que, respecto a otras autonomías, supone la prestación de servicios en nuestra Comunidad. Un nuevo sistema que trate a Aragón con justicia, permita un trato diferencial y desemboque en un menor coste de los servicios, favorezca el equilibrio territorial y ayude al emprendimiento aragonés. Eso es lo que queremos. En un contexto de preocupación por los efectos desatados por la pandemia que ha provocado la triple crisis sanitaria, social y económica será imprescindible que todos apostemos por una financiación autonómica justa, y que por intereses partidistas se nos ha venido negando una y otra vez. Nos lastra el escaso 3% poblacional frente al 10% de nuestra aportación territorial.

Unidad y voluntad política, esa es una clave en todos aquellos asuntos que sean de interés general, entre otros también la despoblación, el mantenimiento de la presión fiscal por debajo de la media española, la enseñanza, la digitalización, las ayudas al medio rural o las medidas adoptadas en función de la evolución de la pandemia. El Departamento que dirige Arturo Aliaga en el Gobierno de Aragón está comprometido con ello, con la recuperación de la triple crisis, del sector industrial, el apoyo a la industria y agroindustria, al comercio, hostelería y al turismo, y también con el impulso al ahorro y la eficiencia, la movilidad eléctrica y las energías renovables.

En referencia al reparto de los fondos europeos hemos defendido la necesidad de mantener como están los fondos que reciben los 20 grupos Leader en Aragón, que se potencien para ayudar a los emprendedores y pequeñas empresas con el objetivo de asentar y fijar la población y crear futuro para el territorio rural de la comunidad. Nuestro objetivo es impulsar y diversificar la economía rural, el desarrollo empresarial de nuestros pueblos y generar economía y empleo hacia el fin último de asegurar una sociedad rural viva.

Es incuestionable que estos fondos transforman Aragón, crean puestos de trabajo y contribuyen a mantener vivo el territorio. Y ese es, precisamente, uno de los mayores objetivos del PAR. Mantener vivo el territorio. Nuestros pueblos con escuelas vivas, con emprendedores, con servicios…

La captación de fondos en el medio rural es fundamental para fijar población y vertebrar. Toda la ayuda es poca para mejorar y potenciar la realidad del medio rural y asentar familias. Lo he dicho recientemente, la idea de decidir sobre el territorio desde el territorio es elemental para el crecimiento y desarrollo de las pequeñas empresas y emprendedores. Los Grupos de Desarrollo Rural contribuyen a ello y deben mantenerse e incluso potenciarse para desarrollar y contribuir también a apoyar al sector primario y a otros como la agroindustria, el comercio, la hostelería y el turismo.

Es tarea de todos hacer que Aragón sea más grande en España y Europa.

Portavoz del PAR en las Cortes de Aragón

Etiquetas