Opinión

editorial

Normalizar la incertidumbre

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 01/05/2021 A LAS 00:05
Colas para la vacunación de Janssen ayer en Huesca
Colas para la vacunación de Janssen ayer en Huesca
D.A.

NO VA A EXISTIR, por más soflamas gubernamentales, otra normalidad nueva que no sea la incertidumbre hasta que se haya asentado un porcentaje de vacunación + inmunidad suficiente como para pensar en que estamos en el punto de retornar a la cotidianidad de antaño. No existe propaganda tan fuerte que sea capaz de derribar la realidad, y es que, muy a nuestro pesar, a fecha de ayer en España no habíamos llegado al 10 por ciento de la población inmunizada ni al 25 % de las personas que habían recibido al menos una dosis.

Al igual que sucedió aproximadamente hace un año, cuando ilusamente creímos en el espejismo de la denominada “nueva normalidad”, impera la inestabilidad. Por eso es plausible que en Jaca asuman que, una vez más, se ha cebado el virus en la ciudad después del aluvión de la Semana Santa, como sucedió en ocasiones vacacionales anteriores, y consecuentemente hay que adoptar las medidas pertinentes en el laborioso empeño de la reducción de los contagios. Y también por eso es legítimo que los empresarios de Fraga cuestionen la continuidad del cierre perimetral porque aprecian que las condiciones permiten un retorno a la reactivación.

La realidad es que vamos a tener que normalizar la incertidumbre. En una mala praxis, hemos dejado pasar catorce meses sin haber establecido el marco normativo que ofrezca a las regiones la flexibilidad para adoptar las medidas suficientes con la solidez de una buena legislación que sea capaz de responder a las exigencias de una situación compleja. Ha faltado versatilidad y, sin embargo, en los meses venideros no va a haber soluciones que no pasen por la observación del panorama y la adecuación de las soluciones, porque la vida y la economía sigue.

Etiquetas