Opinión

Opinión

"Reverberando allende los mares"

Por
  • Francisco Muro de Iscar
OPINIÓNACTUALIZADA 10/05/2021 A LAS 00:05
Pablo Iglesias
Pablo Iglesias en un acto de campaña en Madrid
Agencia EFE

"Pablo Iglesias ha transformado la política española y su audacia ha reverberado allende los mares suscitando esperanzas de que otro mundo es posible". La afirmación no es de Monedero ni de Echenique, ni siquiera de Belarra o Tezanos, que se entendería, aunque cualquiera de ellos habría añadido algo contra los votantes incultos, tabernarios y fascistas de Diaz Ayuso. Ni siquiera forma parte de una entrevista donde el entrevistado "se crece" y, de forma un tanto irreflexiva, es capaz de decir cualquier cosa. No, procede de un artículo en "La Vanguardia" y la ha escrito el mismo ministro del actual Gobierno de Pedro Sánchez, que dijo hace poco que "si este Gobierno colapsara, que no hay posibilidad, España se desintegraría". Su autor es el ministro de Universidades, Manuel Castells. Un sociólogo de prestigio antes de llegar al Ministerio y, seguramente, también cuando lo deje. Porque en su trabajo actual, esa brillantez destaca por su ausencia. Es difícil encontrar algo que haya propuesto, en conjunto más bien poco, que no haya encontrado la respuesta casi unánime, en contra, claro, de todos los estamentos universitarios. Casi lo mismo que el ministro de Ciencia, Pedro Duque. 

Su frase solo encuentra parangón en la que pronunció hace doce años Leire Pajín, ministra de Rodríguez Zapatero, el que hasta la llegada de Sánchez era el peor presidente de la historia de le democracia. No me lo han contado. Yo estaba "de cuerpo presente" cuando dijo aquello de que iba a ser "un acontecimiento histórico para el planeta y supondrá una esperanza para muchos seres humanos que, al mismo tiempo, Rodríguez Zapatero lidere la Unión Europea y Barak Obama presida Estados Unidos". Y ya ven, sic transit gloria mundo. Zapatero es el aliado y defensor europeo de Maduro, Obama es recuerdo, fue sucedido por Trump y éste por Biden y Leire Pajín, que solo duró un año como ministra de Sanidad, se fue con un cargo excelentemente remunerado a la Organización Panamericana de Salud, aunque nadie sabe en qué trabajó allí y luego vino de "directora de desarrollo global" al Instituto de Salud Global, un think tank financiado por la Generalitat de Cataluña y La Caixa y apoyado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Ahora preside la Red Española de Desarrollo Sostenible, una organización que está bajo el paraguas de la ONU. Organismos públicos, dinero que pagamos los contribuyentes y nula rendición de cuentas.

 Por eso, lo que me preocupa de Castells es eso de que "si este Gobierno colapsara...". ¿La salida de Pablo Iglesias puede favorecer el colapso? Lo digo porque desde el 4 de mayo, incluso antes, se nota que el Gobierno anda un poco desorientado. Usó la cogobernanza para esconder su inacción. Ha sustituido el estado de alarma por una "ausencia del Estado" como ha denunciado el presidente de Castilla-La Mancha al que espero que no le abran un expediente de expulsión del partido como a Leguina y Redondo. Ha pasado de asegurar -ministra de Hacienda en el Congreso- que "este Gobierno no va a subir los impuestos ni a la clase media ni a la clase trabajadora- a preparar -sin debate, sin consenso y ocultando el Plan enviado a Bruselas para usar los Fondos de Reconstrucción- una subida generalizada de la electricidad, el gas y los combustibles, cobrar por circular por las carreteras, eliminar deducciones fiscales que benefician a los que menos tienen -declaración conjunta en el IRPF- o subir los impuestos de Sucesiones y Patrimonio -es decir, gravar dos veces lo mismo-- y en lugar de vigilar los EREs de los bancos y las prejubilaciones presuntamente fraudulentas, castiga a los que, como dice Monedero, "ganan 900 euros y votan a la derecha", es decir, "votan a los verdugos". ¿Colapsaremos y nos desintegraremos? El escritor Nuccio Ordine ya avisó: "La vida es como una camisa. Si te abrochas mal el primer botón, te abrochas mal todos".  

Etiquetas