Opinión

Editorial

Ganando cachitos de confianza

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 16/05/2021 A LAS 00:05
turistas en LOARRE 15 - 5 - 21 foto pablo segura ..[[[DDA FOTOGRAFOS]]]
Turistas ayer en el Castillo de Loarre
Pablo Segura

EL EFECTO de la vacunación, que avanza cada vez a mayor ritmo después de unos inicios excesivamente titubeantes, es la recuperación cachito a cachito de los niveles de confianza que catorce meses de pandemia habían ido cercenando inexorablemente, hasta con un punto de cierta crueldad. Una sociedad acomodada en un bienestar aceptable no tenía los mecanismos ni las mentalidades precisas para responder a incertidumbres cuya resolución escapaba a sus capacidades. Y esta dificultad aplicaba tanto a las administraciones como a los ciudadanos, tanto a las empresas como a los trabajadores, tanto a los científicos como las gentes de la cultura.

El temor no ha desaparecido en absoluto. Cada noticia sobre nuevas variantes, sobre cepas extranjeras, sobre efectos de las vacunas, provoca un desasosiego porque también somos víctimas del exceso y, sobre todo, la falta de rigor en la información, más consecuencia estructural del abandono de los medios meticulosos por el confort de los terminales y de las redes sin control ni criterio. Y, sin embargo, estamos en esa fase en la que la memoria de los muertos y de las víctimas con vida pero con limitaciones quedan en la parte de atrás de la alforja para mirar hacia delante, que no es muy justo pero sí es necesario siempre que no olvidemos porque, de lo contrario, no habremos aprendido. La apertura es una oportunidad para demostrar la madurez colectiva o, por el contrario, para estrellarnos contra el espejo de nuestra inconsciencia. La movilidad, una de las grandes fortalezas de nuestros tiempos, no ha de convertirse en amenaza, sino en una herramienta para recuperar la normalidad sin incurrir en peligros. Precisamos del turismo por su componente no sólo económico, sino emocional. Hagámoslo de verdad sostenible.

Etiquetas