Opinión

TRIBUNA ALTOARAGONESA

¿Ya te han dado "La Vital"?

Por
  • Antonio Camacho
OPINIÓNACTUALIZADA 17/05/2021 A LAS 00:05
Huesca
Vista del casco antiguo de Huesca
D.A.

El Ingreso Mínimo Vital, la Vital como se llama en la calle, suscitó una enorme esperanza. Se “vendió” como un escudo protector “para que nadie se quede atrás”. Hoy es frustración y rabia. Lo pobres, otra vez en la cuneta.

Nadie puede negar la dificultad de la puesta en marcha de cualquier recurso o prestación de este tipo y más en medio de una espantosa pandemia que ha puesto al descubierto nuestros raquíticos sistemas públicos de gestión y de protección sanitaria, económica o social. Pero es alarmante que de 1.242.066 expedientes de solicitud de IMV, abiertos hasta MARZO, sólo 210.720 hayan sido aprobados favorablemente. Nueve meses de trabajo para resolver un raquítico 17% de los expedientes recibidos. Muy poca eficacia. Es difícil pasar a tanta gente “la prueba de pobreza”. En Aragón, se han resuelto positivamente 6.422 de los 29.958 expedientes de solicitud. Sólo un 21,4% han tenido el reconocimiento de “la Vital”: Un desastre.

El Decreto Ley del IMV le da cobertura legislativa a las Comunidades Autónomas posibilitando que legislen “complementando tanto en términos de cobertura como de generosidad”.

Ahora bien, “la Vital” únicamente se va a ocupar de la pobreza extrema. Es una ley suelo, de mínimos. Para 2021 garantiza 469,9 euros al mes para un individuo sólo. La línea de pobreza extrema en Aragón está en 542. Así que “la Vital” únicamente garantiza cubrir menos del 87% de la situación de pobreza extrema en Aragón.

Un mes más tarde de que se aprobara el IMV, el 29 de junio, el Gobierno de Aragón elabora un proyecto de ley: la Prestación Aragonesa Complementaria del Ingreso Mínimo Vital. Una tabla de salvación para los que no alcancen el IMV.

La vamos a llamar la PArCo por la parquedad de su voluntad protectora. Se ocupará de la gente que quede fuera de “la Vital” por sus altísimas exigencias para demostrar la pobreza de los solicitantes (hay que demostrar que se es muy, muy pobre y buen español o residente, empadronado, cada uno en su casa y con su familia, etc., etc.) Así que, primero se prevé derogar el IAI el 31 de mayo pues el IMV se ocupará de “nuestros pobres” y si no acceden a dicho ingreso será porque no han cumplido los requisitos de “vulnerabilidad económica” exigidos. No han pasado la prueba de pobreza.

Por otra parte, las cuantías de cobertura serán las mismas que las de “la Vital”. Muy por debajo de la prestación que garantizaba el IAI, 491 euros para una persona sola, 21 euros más al mes que si cobrara “la Vital” o la PArCo. En 2018 se acordó que el IAI se aproximara al 70% del SMI. Con ese criterio el IAI de 2021 debería ser de unos 617 euros como mínimo, 147 euros más que “la Vital” o la “PArCo”. Aún más, los individuos y familias que percibían el IAI podrían disfrutar de complementos por pago de vivienda, o por situación de enfermedad, etc. Y las que tuvieran menores en casa tenían derecho a percibir la Ayuda de Integración familiar.

Es necesario retrasar la fecha de caducidad del IAI tanto tiempo como sea necesario, hasta que la Prestación Aragonesa Complementaria del IMV, la PArCo, esté operativa y pueda ser solicitada; por eso es absolutamente necesario aprobar un reglamento provisional para que la PArCo pueda ser “inoculada” ya a tanta gente que aún espera la resolución del IMV o que ya se le ha denegado por razones caprichosas, absurdas; y, por supuesto, es necesario que el Gobierno de Aragón amplíe la cobertura protectora de esta vacuna tan insuficiente, de mínimos, como es el IMV, con una PArCo que sea verdaderamente complementaria y que saque de la pobreza extrema a la gente para sentirse integrados en una sociedad aragonesa solidaria y protegida contra el virus del hambre y la pobreza. ¡PARA QUE NADIE SE QUEDE ATRÁS! 

Coordinador de IU Altoaragón

Etiquetas