Opinión

EDITORIAL

Rescates: era cuestión de dar suelta

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 28/06/2021 A LAS 00:05
La Guardia Civil efectuó cinco rescates de montaña entre los meses de marzo y abril
La Guardia Civil desarrolla una excelente labor en los rescates en montaña
G. C.

CUALQUIER balance de la actividad de las intervenciones en montaña de la Guardia Civil en situación de la pandemia adolece de falta de representatividad porque la concurrencia de personas se lastra tanto estadísticamente que impide apreciar una evolución normal. El momento de la verdad ha llegado en el primer fin de semana del verano, en el que además la sensación de cierta liberación se expande por la relajación de las medidas sanitarias y por la ya afianzada mayor movilidad para acceder a los destinos de ocio, en este caso los de aventura. De ahí que los rescates se dispararan en estos dos días hasta obligar a redoblar los esfuerzos de los eficientes grupos de la Benemérita y los dispositivos sanitarios imprescindibles para velar por la salud de los accidentados.

No está de más que se conozca y se recalque el papel de los grupos que, sin duda, son líderes en Europa en estas lides, por la inminente visita de la directora general de la Guardia Civil, que baraja dentro de los planes de futuro la eliminación del Ereim de Panticosa para reforzar con sus efectivos el grupo de Jaca. La proximidad de los agentes en el territorio puede resultar, en un momento de urgencia, absolutamente imprescindible para salvar la integridad de los auxiliados.

Más allá de este asunto que no es menor sino muy relevante, comienza una temporada estival en la que han de ser habilitadas todas las medidas de prevención en una acción coral en la que no se puede dejar todo el peso a las instituciones u otras organizaciones, sino que depende de todos. Aquí también han de imperar criterios de prudencia, porque la naturaleza no mide sus fuerzas en circunstancias extremas. Información, formación y actitud.

Etiquetas