Opinión

TRIBUNA ALTOARAGONESA

¿Cuál es el plan de la nieve del Gobierno de Aragón?

Por
  • Pedro Marco Hernández
OPINIÓNACTUALIZADA 06/08/2021 A LAS 01:00
Estación de esquí Aramón Formigal-Panticosa
Estación de esquí Aramón Formigal-Panticosa
Aramón

Hace ya 10 años desde este valle se lanzó una propuesta al Gobierno de Aragón. La Asociación Turística del Valle del Aragón presentó un Master Plan de la consultora ECOSIGN para la unión de estaciones Astún, Candanchú y Formigal, con un posible enlace con Canfranc. En la elaboración de este plan participaron las estaciones de esquí Astún y Candanchú , junto con los ayuntamientos y empresarios del Valle.

Ese estudio dio pie a una declaración de interés general de Aragón (PIGA), del Plan de Unión de Estaciones de Esquí Valles de Tena y del Aragón, en el año 2013, que encomendaba una serie de tareas a la Corporación Empresarial Pública de Aragón para continuar con una tramitación administrativa que permitiera alcanzar ese objetivo de unión de estaciones.

Desde entonces no ha habido avance alguno en esa dirección, con un argumento contundente: “no hay dinero”.

Pero eso no quiere decir que no se haya hecho nada en materia de nieve, puesto que el Holding Aramón (compuesto por gobierno de Aragon al 50% con Ibercaja) ha construido una silla en Formigal el año pasado que todavía no se ha podido inaugurar y este año tiene la previsión de instalar una segunda silla en la misma estación. Mientras tanto, el proyecto de ampliación de Cerler hacia Castanesa continua ejecutándose (una fase el año pasado y este verano continúa con otra fase), mientras se comienza a dar los primeros pasos para la reclamada conexión por cable entre Benasque y la estación de Cerler.

Y no han sido las únicas iniciativas de inversión para el desarrollo de la nieve realizadas por el Gobierno de Aragón, puesto que en el año 2014 se estrena la nueva pista Estrimal en Panticosa, en la que el Gobierno de Aragón financió también la innivación artificial (28 cañones de nieve de última generación), junto a elementos de seguridad, 5 mil metros de cable para fibra óptica y eléctrica, etc. Por tanto, sí que parece que hay dinero y seguro que no se gasta de forma improvisada, sino que todo obedece a un plan.

Los hechos demuestran que el Gobierno de Aragón sigue considerado estratégico el sector de la nieve y sigue aportando recursos públicos para su desarrollo, lo que es muy necesario para los valles pirenaicos, eso está fuera de toda duda. Pero todo parece indicar que las inversiones públicas para el desarrollo de las estaciones de esquí del Pirineo excluye a las estaciones de este valle, dejando ese PIGA en el olvido.

Desde la presentación del PIGA hasta la fecha, las estaciones de este valle han sufrido cuantiosas pérdidas económicas, con el ejemplo más evidente de Candanchú, que cayó en un primer concurso de acreedores y fue objeto de una operación de compraventa. Ahora como consecuencia de la pandemia y falta de proyecto estratégico para la nieve de Aragón vuelve a encontrarse en una situación delicada que hace difícil su viabilidad, poniendo en gran riesgo la apertura de cara a la próxima temporada como ya han anunciado sus actuales propietarios.

¿Cuál es el plan de la nieve del Gobierno de Aragón? ¿Cuándo llegará el momento de nuestro valle? ¿Qué pasa con el PIGA de la conexión de los valles de Aragón y de Tena?

Etiquetas