Opinión

Opinión

1921-2021. José Beulas, cien años

Por
  • Fernando Alvira
OPINIÓNACTUALIZADA 08/08/2021 A LAS 00:03
José Beulas en su estudio de Huesca
José Beulas en su estudio de Huesca
Pablo Segura

CIEN AÑOS del nacimiento de José Beulas Recasens en Santa Coloma de Farners un 7 de agosto. Treinta años desde el 21 de abril de 1991 en el que se firmó ante el notario Honorio Romero el acuerdo entre el matrimonio Beulas Sarrate y el Ayuntamiento de Huesca para concretar su legado a la ciudad que le había permitido estudiar Bella Artes en Madrid y lo había nombrado hijo adoptivo; una donación que incluía las fincas y edificios en los que el matrimonio tendría su residencia mientras viviera.

Una primavera y un verano, los de ese año, trabajando en la catalogación de las piezas de su colección de pintura, 64; escultura, 62; tapices y obra sobre papel, 28; que sumados a los otros 28 cuadros del pintor anteriores a 1960 (excepto un Guatizalema que le gustaba especialmente al alcalde Sánchez Carrasco) constituían el incremento mayor de piezas la mayoría de arte contemporáneo de la colección municipal de arte. Quedó reflejado en la edición de cuatro catálogos para otras tantas exposiciones producidas por el Ayuntamiento o la Diputación en los dos años siguientes. Una importante colección particular, sin duda e incompleta y adecuada a los gustos del coleccionista como todas las colecciones particulares e incluso las oficiales…

Durante casi un año la relación con José Beulas fue prácticamente diaria y pude descubrir algunas de las claves de su exitosa trayectoria como pintor, algo que pude comprobar a lo largo de los años siguientes: un profundo amor a la naturaleza, un trabajo tenaz en el estudio y el deseo de aprender hasta el último momento.

En ese permanente deseo de aprendizaje tiene posiblemente su origen la colección de arte que germinó en el creación del CDAN. No compraba o cambiaba porque sí. Lo hacía porque quería tener cerca alguna de las obras de otros a los que admiraba aunque fuera algo reacio a reconocerlo públicamente. Artistas y obras que consideraba podían aportar mejoras a su trabajo de pintor. Solo un ejemplo: la primera de las etiquetas entre las muchas y muy celebradas que trazó para Enate, la del vino amigo Manolo Artero, en 2012, para Atades, evidencia su origen en el cuadro de grandes proporciones que había adquirido de José Manuel Broto unos años antes. Una pieza que me provocó hacerle una pregunta algo impertinente sobre el porqué de la adquisición y que tuvo una contundente respuesta: porque quiero seguir aprendiendo a pintar…

No quiso sumergirse en la abstracción pese a coquetear con ella durante algún tiempo, precisamente en el entorno de los años noventa. Pude ver esos meses cómo trabajaba algunas de las acuarelas más próximas a los movimientos que ocuparon una buena parte del siglo XX y hasta bromeé con él sobre la posibilidad de que su trabajo, de seguir por ese camino, llegaría a aparecer en los grandes libros de arte. Pero reculó a los límites de la figuración en los que se encontraba completamente a gusto trabajando a diario con tenacidad mientras su mano sostuvo los pinceles.

Por su amor a la naturaleza no me extrañó que me pidiera subir a despedirse de Ordesa cuando ya no podía conducir; porque había sido el espacio de pintura de su juventud, que le había llevado a cosechar sus mayores éxitos en las exposiciones y porque la naturaleza fue especialmente dadivosa con ese valle pirenaico del que recordaba hasta los corros de setas… lamentaba los mordiscos que el río había dado a algunos de los espacios en los que había plantado el caballete. Algunas de las imágenes de ese día lo integran de manera natural en los hayedos… un espacio que había sabido hacer suyo y había exportado al mundo, vocero de las riquezas de nuestra provincia, a través de sus papeles y sus telas, aunque el paso de los años lo hubiera llevado a la desolación de los campos agostados por el sol que protagoniza los trabajos de sus últimos años…

Este 7 de agosto hubieras cumplido cien años. ¡Muchas felicidades, maestro! 

Vicepresidente de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis de Zaragoza

Etiquetas