Opinión

EDITORIAL

San Lorenzo está presente

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 10/08/2021 A LAS 00:05
Los oscenses pueden venerar a San Lorenzo a través de una web cam instalada en la basílica
 San Lorenzo
S. E.

San Lorenzo se siente en la calle, pero no hay fiestas. Justo lo que se pide, justo lo que se debe hacer. Huesca se vistió de blanco y verde, sin morado esta vez, y desfiló por las calles exhibiendo espíritu laurentino y unión como ciudad. Muchos grupos de amigos mantuvieron el almuerzo en las terrazas de los bares e incluso lo prolongaron más allá de las 12.00, cuando desde el balcón del Ayuntamiento de Huesca se tendría que haber disparado el cohete anunciador en una plaza a rebosar que ayer permaneció vallada para evitar tentaciones. Agentes de las fuerzas de seguridad recorriendo las calles para garantizar el cumplimiento de las normativas de la covid también formaron parte de la escena del segundo 9 de agosto sin fiestas.

Hoy es un día más propicio para la calma, el día grande. Y lo es, con o sin fiestas. Con el sonido del dance resonando en el interior de cada oscense, es el momento de acercarse a la basílica para encontrarse con el busto de San Lorenzo, que por segundo año no atravesará la puerta para ir en procesión. Allí, ya está todo dispuesto para garantizar un acceso y una salida ordenada con medidas de seguridad. Es el momento de rendirle culto en silencio, los ¡Viva San Lorenzo! colectivos ya volverán.

Con todo, la llamada a la prudencia sigue activa. La guardia no se puede bajar cuando la ciudad de Huesca ha llegado a estas fechas en riesgo extremo y en el Hospital San Jorge de Huesca había 52 pacientes ingresados por covid, cinco de ellos en la uci, el día 7.

Solo cabe esperar que los datos no arrojen quince días después resultados de fiestas clandestinas o de comidas familiares en las que no se han cumplido las normas o pautas de seguridad. El mejor San Lorenzo está por llegar, pero que este, sin fiestas, sea bueno. ¡Viva Huesca! ¡Viva San Lorenzo!

Etiquetas