Opinión

EDITORIAL

El toque de queda en las ‘no fiestas’

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 11/08/2021 A LAS 00:05
Durante toda la semana festiva se han incrementado los controles policiales.
Durante toda la semana festiva se han incrementado los controles policiales.
Rafael Gobantes

Doce denuncias por incumplir el toque de queda. Este es el balance de la primera noche laurentina sin fiesta. En esa noche, en la que quien resiste desde el chupinazo empalma con los danzantes y el almuerzo del tirón, el ambiente festivo que se palpaba en las calles se cortó de forma paulatina hasta las 1:00. Solo por eso, solo por esta noche, la medida del toque de queda se ha demostrado efectiva para Huesca.

No obstante, los datos de contagios serán los más elocuentes, aunque eso no lo podremos saber hasta dentro de unos días. Pero, sin duda, la capacidad de la medida para acabar con una fiesta inexistente, que ni se convocó ni tenía que celebrarse, es indudable.

Por ello, quizá no sea el momento de levantar el toque de queda ni en Huesca ni en el resto de localidades -Jaca, Monzón y Barbastro- donde se aplica la medida para intentar bajar la curva de contagios.  No es necesario correr para acabar con la restricción y es posible que evite otro tipo de carreras.

Huesca amaneció de nuevo de blanco y verde en  un continuo desfile de oscenses por la basílica de San Lorenzo para venerar a su patrón, cuyo busto tendrá que esperar un año más para procesionar. Por segundo año consecutivo, las medidas dieron seguridad a los fieles, al tiempo que permitieron cumplir con una tradición. Toca un San Lorenzo distinto, en el que el sentimiento y la esencia tienen su espacio, y hay que disfrutar estos días así: con la vista atrás para recordar buenos momentos, pero con la mirada hacia adelante para tener claro cómo actuar en el presente.

A la 1:00 acaban las ‘no fiestas’, pero hasta entonces el ambiente laurentino, de blanco y verde, es muy elocuente: una ciudad capaz de unirse por un sentimiento y por cualquier causa. Hasta el año que viene, patrón. Entonces sí, todos juntos y sin toque de queda.

Etiquetas