Opinión

EDITORIAL

Pueblos llenos y problemas de agua

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 18/08/2021 A LAS 00:05
Las visitas a la Oficina de Turismo de Boltaña caen en agosto un 44,9 %
La localidad de Boltaña está recibiendo numerosas visitas este verano.
S.E.

El lleno de este puente festivo en los pueblos ha tenido sus primeras consecuencias. Por primera vez en mucho tiempo, no tiene que ver con la covid, sino con un problema que aparece de cuando en cuando según cómo ha ido el año hidrológico o, en ocasiones ni siquiera eso, simplemente porque la población se multiplica. El lleno en los pueblos se traduce en algunos casos en la escasez de agua de boca. Sucede ya en Campo y en Boltaña.

Antes de llegar a tener que a adoptar medidas más drásticas, los alcaldes han emitido sendos bandos para hacer una llamada a la responsabilidad en el uso del recursos. En Campo, han pedido a los vecinos que “se abstengan de regar los huertos y jardines para evitar así realizar un mayor número de cortes de agua”. En Boltaña, el Servicio Provincial de Bomberos (SPEIS) ya ha tenido que llevar agua a Campodarbe. Esta solución se ha adoptado en otras ocasiones en muchos otros pueblos. Es evidente que es un recurso finito, incluso en zonas generadoras, y es importante la concienciación de la ciudadanía.

Esas imágenes de nuestros pueblos repletos de vecinos y antiguos vecinos que se dan cita un vez al año y, en muchos casos, para la Virgen de agosto, en las que se cuelan los cientos de turistas que nos visitan hablan de bonanza económica y de que disfrutamos de una provincia privilegiada.

Sin embargo, y hablando de agua, también preocupa que estas concentraciones dejen huella en el territorio. Aunque ya se están dando pasos en muchas localidades,

Etiquetas