Opinión

Opinión

Nuestra jota universal

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 05/04/2022 A LAS 00:05
Presentación de la candidatura de la Jota a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de UNESCO.
Presentación de la candidatura de la Jota a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de UNESCO.
S.E.

ARAGÓN lidera la candidatura de la jota como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, con el apoyo de otras 15 comunidades autónomas, a excepción de País Vasco y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Este respaldo, dado que la jota también se cultiva en otros territorios, convierte la candidatura en la primera con un alcance tan amplio a nivel nacional. Así, solo puede salir adelante.

La Comunidad Autónoma está al frente de esta iniciativa que servirá para poner en valor parte de nuestro patrimonio cultural con un gran arraigo popular y que abarca todo el territorio. ¿En qué pueblo de la provincia no ha sonado una jota? La jota volverá de ronda más pronto que tarde, con las fiestas que se empiezan a celebrar en los pueblos, porque forman parte de la historia y de la vida de todos los altoaragoneses.

Joteros de todo Aragón, representados por la Academia, participan en esta iniciativa en torno a la que ya se han organizado desde el Gobierno autonómico una serie de actos que concluirán en marzo de 2023 con una gran gala. Huesca cuenta con muchos cantadores y bailadores que están en lo más alto del género. Además, en los últimos años la jota ha cobrado una mayor importancia porque, más allá de formar parte de las celebraciones familiares, hay muchos profesionales que trabajan en la investigación histórica, en la innovación... La jota está muy viva.

Además de múltiples actos, en el Día de Aragón, por ejemplo, el 15 de agosto la jota sonará de forma simultánea en todas las comunidades autónomas que apoyan la candidatura. Todo Aragón y todo un país unido por la jota, que se tiene que proteger y difundir, porque la popularidad es parte de su grandeza.

Diario del AltoAragón

Etiquetas