Opinión

EDITORIAL

Primero de mayo

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 02/05/2022 A LAS 00:05
Manifestación en Huesca con motivo del Primero de Mayo.
Manifestación en Huesca con motivo del Primero de Mayo.
Pablo Segura

Los sindicatos volvieron a celebrar ayer manifestaciones en las calles con motivo del Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, tras la pandemia. De nuevo, la fotografía de los trabajadores tras la pancarta de la cita convocada por CC. OO. y UGT en el centro de la capital oscense dio una imagen de la ansiada normalidad. Es cierto que la reclamación resultó más amarga porque la petición no parece fácil: subir los sueldos para paliar la elevada inflación, que comenzó a dispararse ya en 2021. En la provincia, la inflación internanual se sitúa en el 12,2%, pero solo en el grupo de vivienda, donde se incluyen los suministros como la luz o el gas, se sitúa en el 40,2 %. Con estos datos, las familias se encuentran en una situación muy complicada. Pero tampoco la patronal lo tiene fácil, porque la inflación también afecta a los precios de las materias primas y a la producción.

En este Primero de Mayo también piden otras medidas para contener el encarecimiento. No olvidaron avances como la reforma laboral o la subida del salario mínimo pero consideran que les queda mucho por hacer. Es evidente que el trabajador ha perdido mucho poder adquisitivo y es necesario conseguir el equilibrio para la buena marcha de la economía.

En este Primero de Mayo también se recuperó la multitudinaria romería de El Viñedo, de los doce pueblos del Abadiado de Montearagón, en la ermita situada en Castilsabás, en el municipio de Loporzano.

Sin embargo, la muerte de la alcaldesa de Fraga, Carmen Costa, a los 51 años, al no haber podido superar un cáncer, conmocionó a la provincia y en especial a su querida localidad natal por la que trabajó sin descanso. Nuestro pésame y abrazo a la familia, a todos los fragatinos y a los miembros del PP oscense.

Etiquetas