Opinión

Opinión

Pérdida de servicios sanitarios

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 23/06/2022 A LAS 00:05
Entrada al centro de salud municipal de Canfranc.
Entrada al centro de salud municipal de Canfranc.
S. E.

EN LA LUCHA contra la despoblación , no es fácil dar con la tecla para conseguir que la gente no se vaya o que se traslade, pero si hay algo que históricamente está identificado como un problema es la pérdida de servicios básicos. Mientras se discurren medidas imaginativas para dotar de atractivos al medio rural y, con ellos, enganchar a más pobladores, se cierran Puntos de Atención Continuada, que son algo así como los servicios de urgencias en poblaciones del territorio. Ya se han anunciado los cierres de los PAC de Canfranc y Escarrilla por falta de médicos.

No es la primera vez que la administración autonómica se encuentra con situaciones similares, que la falta de facultativos impide prestar servicios, especialmente en zonas rurales, que resultan menos atractivas para los profesionales. Por ello, siempre se sugieren soluciones que nunca se terminan de adoptar. Por un lado, y quizá sea uno de los problemas de base, sería necesario aumentar el número de estudiantes universitarios. Muchos jóvenes con vocación se quedan sin la posibilidad de cumplir su sueño por la limitación de plazas, mientras se sufre el problema de la falta de profesionales. Aun con esto, seguramente la mayoría preferiría plaza en ciudades o centros sanitarios grandes, pero si hubiera más profesionales habría más opciones de cubrir las vacantes. Con todo, las propuestas de ofrecerles incentivos no son descabelladas como solución al problema, porque también es cierto que buscar un alojamiento en Canfranc o Escarrilla para trabajar en verano no es tarea fácil ni económica al ser pueblos turísticos. La administración tiene que tomar medidas para evitar las desigualdades del medio rural y el urbano y, por supuesto, para atender las necesidades de salud.

Etiquetas